Actualizado: 12/11/2019
InicioNoticiasEl tanatorio municipal de Olivenza tendrá que cerrar por competencia desleal

El tanatorio municipal de Olivenza tendrá que cerrar por competencia desleal

El tanatorio municipal de Olivenza tendrá que cerrar por competencia desleal

Vía: Hoy

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Badajoz ha ordenado al Ayuntamiento de Olivenza que deje de prestar el servicio de tanatorio municipal por considerarlo un acto de competencia desleal.

La sentencia, dictada el pasado día 4, considera que la tasa que cobra el Ayuntamiento por velar a los difuntos en el tanatorio municipal está por debajo del precio de mercado y, por tanto, el otro tanatorio que funciona en Olivenza, propiedad de la empresa Funevel Extremadura S.L., no puede competir con él.

Manuel González Andrade , alcalde de Olivenza (Badajoz)  Andrade ha confirmado que están estudiando recurrir el fallo ante la Audiencia Provincial. El cierre no será inminente.

La empresa que gestiona el tanatorio privado ha sido quien ha demandado al Ayuntamiento de Olivenza. Funciona desde abril de 2015 en una parcela próxima al cementerio municipal. La empresa que lo gestiona hizo una inversión entonces de 1,2 millones de euros, con los que compraron el terreno (de los cuales cedieron 5.000 metros cuadrados al Consistorio), hicieron la obra y tramitaron los permisos para poder abrir.

Durante tres años eran el único tanatorio que funcionaba en el pueblo (dando servicio también a sus pedanías y a Alconchel), hasta que en abril de 2018 el Ayuntamiento abrió una sala velatorio dentro del cementerio municipal, tras unas obras de adecuación para adaptar la sala de duelos a la normativa sanitaria en materia de climatización.

Antes de todo esto, en Olivenza existían dos salas dentro de la residencia de ancianos que servían para velar a los difuntos. Cuando el PSOE recupera la Alcaldía en la anterior legislatura y gobierna en coalición con IU deciden recuperar el servicio de tanatorio. «Lo hacemos porque entendemos que el precio que está cobrando la empresa privada es abusivo», explica el alcalde.

El Ayuntamiento invierte entonces 15.000 euros en adaptar un espacio dentro del cementerio municipal dotado con una sala de espera, túmulo (el habitáculo refrigerado donde se sitúa el féretro con el fallecido) y aseos.

En septiembre del año pasado, la empresa propietaria del tanatorio privado denuncia al Ayuntamiento por competencia desleal. Alega que el tanatorio municipal fija «precios por debajo del mercado pues cobra una tasa pública contra la que no pueden competir y ofrece el servicio gratuito cuando el interesado no tenga seguro de defunción con independencia de sus ingresos», reza el texto de la sentencia.

La ordenanza fiscal que regula la tasa de cementerio en Olivenza establece una tasa de 400 euros por el uso del tanatorio, independiente de las horas en las que se esté velando a un difunto. De este cobro están exentos los que carezcan de seguro por fallecimiento, «previo informe de los servicios municipales y aprobación del órgano municipal competente», dice la ordenanza.

Frente a este precio, el tanatorio de Funevel cobra 700 euros por día por el alquiler de la sala (tiene cuatro en sus instalaciones de Olivenza), salvo para aquellos que contratan los servicios funerarios completos que no pagan entonces por este servicio.

Esta diferencia de precio es lo que el juez considera competencia desleal. Basa su decisión en la liberalización de los servicios funerarios, recogida en un real-decreto de 1996, por el que los ayuntamientos pierden la competencia sobre los servicios mortuorios. «Pueden prestar el servicio de tanatorio pero con arreglo a la legislación de libre mercado. Esto significa que el Ayuntamiento tiene que someterse a las reglas del mercado, lo que no puede establecer es un precio mucho más bajo y con ello defraudar las expectativas de negocio del empresario», explica Luis Díaz-Ambrona, el abogado que ha defendido la causa del tanatorio privado. / Hoy.es

Compartir:
Valorar este artículo