Actualizado: 12/11/2019
InicioDestacadosEl proyecto de sidecar funerario ha sido el ganador de los Premios +50 Emprende de la Fundación Endesa

El proyecto de sidecar funerario ha sido el ganador de los Premios +50 Emprende de la Fundación Endesa

El proyecto de sidecar funerario ha sido el ganador de los Premios +50 Emprende de la Fundación Endesa

La Fundación Endesa ha concedido el primer premio de la convocatoria Premios +50 Emprende, al zaragozano, Lorenzo Pérez, por su proyecto de Sidecar Funerario. En total se presentaron 328 propuesta emprendedora de personas mayores de 50 años.

El segundo premio ha sido otorgado al leonés Segundo Díez por su desarrollo de un sistema de regadío inteligente. La ciudadana Sara Lozano, procedente de Madrid, ha recibido el tercer premio por su App para Smartphones combatir cuadros de ansiedad y pánico.

Los proyectos han llegado por email, whatsapp y también gracias a la grabación en directo de emprendedores en la Gira presencial de los Premios que ha recorrido 15 ciudades de España y se han entregado en el Cine Capitol en la premier de la película ABUELOS, cinta ligada a esta iniciativa.

Los “Premios + 50 emprende” es una iniciativa ligada a la película “Abuelos” que ha recorrido en total quince ciudades de España buscando a personas mayores de 50 años con ideas e iniciativas de emprendimiento.

Los diez finalistas han compartido con el jurado su idea de negocio en Cine Capitol de Madrid y finalmente, el jurado ha anunciado los ganadores de los premios económicos, dotados en 15.000, 10.000 y 5.000 euros, junto a un servicio de acompañamiento y guía empresarial para los diez que han llegado hasta la final.

Sidecar funerario
El ganador del primer premio ha sido el ingeniero químico y aficionado a las motos Lorenzo Pérez, residente en Zaragoza de 56 años de edad, por su proyecto de Sidecar Funerario. Consciente del deseo de un gran número de moteros, Lorenzo decidió iniciar este proyecto de diseño de un sidecar para transportar un féretro como “último viaje” tras perder el trabajo en una empresa química, donde estuvo 30 años.

Compartir:
Valorar este artículo