Funsegur
Actualizado: 18/05/2022
InicioNoticiasEl cementerio de Calpe desalojó los restos de 18 nichos para realizar nuevos enterramientos

El cementerio de Calpe desalojó los restos de 18 nichos para realizar nuevos enterramientos

El cementerio de Calpe desalojó los restos de 18 nichos para realizar nuevos enterramientos

Vía: Marina Plaza

En la parte antigua del cementerio de Calpe (provincia de Alicante) a lo largo de las dos últimas décadas se habrían desalojado al menos 18 nichos con fallecidos, que en realidad tenían derecho a ocupar esas tumbas durante un siglo, con el fin de enterrar después a otra persona que acababa de morir. A veces con pocas horas o días de diferencia.

El último caso, tal y como relató este periódico, acaeció durante la última semana de enero de este año, cuando se realizó la exhumación de uno de esos cuerpos por la mañana para enterrar de forma inmediata, esa misma tarde, a otra persona recién fallecida.

Pero desde 2000 se han producido más casos, como poco hasta esos 18, si bien podrían ese número podría ser superior. Las personas que fueron exhumadas habían sido enterradas entre las décadas de 1960 y 1980 en esa parte vieja del recinto –según la infografía superior entre los grupos 1 y 11– donde, hasta principios de los años noventa, todos los nichos habían sido adjudicados a perpetuidad, lo que con la legislación actual se traduce a que tenían derecho a reposar en esas tumbas durante 99 años. O sea, al menos hasta 2060.

Sin embargo no fue así. Esas personas, en la mayoría de los casos eran de origen extranjero y poco conocidas en Calpe, fueron desalojadas de los nichos para enterrar en su lugar a otros vecinos del municipio que, también algunas veces, tenían a otros familiares en la misma parte del cementerio.

La razón de que fueran exhumados no puede deberse a una extinción de la titularidad de los nichos; según la normativa, únicamente podría haberse debido a causas de interés público y mediante una orden decretada por el alcalde. Pero no parece este el caso. En realidad desde 2000 las personas que han sido desalojadas en esta parte del cementerio de Calpe son al menos veinte, pero los restos de dos de esos ciudadanos se trasladaron a sus países de origen; el problema viene con los otros 18.

Una buena prueba de que en la zona más antigua del camposanto no había lugar para nuevos enterramientos con esa situación de los nichos casi a perpetuidad, fue el hecho de que a partir de 2000 el espacio mortuorio tuviera que expandirse con dos nuevas zonas de tumbas, al norte y al sur del recinto original, como plasma el gráfico superior.

Por eso, y como parece lógico, el trámite ordinario debería ser enterrar a los difuntos por orden de llegada en los nichos disponibles en las partes nuevas del cementerio porque en la antiguo no había sitio. De ahí que llame tanto la atención que en este último haya sin embargo personas enterradas con posterioridad a 2000.

Es más, a pesar de esas dos ampliaciones sigue sin haber demasiado sitio en el camposanto calpino. No en balde, el ayuntamiento contempla de forma inminente una nueva ampliación del cementerio: la memoria del proyecto ya se ha redactado, aunque aún falta que el mismo pase por el pleno de la actual corporación.

Compartir:
Valorar este artículo