Actualizado: 21/08/2018
InicioArtículosNecroturismo: la vuelta al mundo de tumba en tumba

Necroturismo: la vuelta al mundo de tumba en tumba

Necroturismo: la vuelta al mundo de tumba en tumba

Vía: Autor: David Alonso Rincón / Libertad Digital

Pasear por un cementerio, rodearse de tumbas y panteones monumentales ha dejado de sonar raro o sólo pensado para el equipo del programa Cuarto Milenio. Cada vez más viajeros añaden a sus itinerarios una visita al cementerio de la ciudad por su valor artístico e histórico, sin dejarse llevar por el temor a su lado mortuorio o tremebundo. El necroturismo ya es una más de las opciones a la hora de planificar un viaje, eso sí, siempre respetando a los muertos.

Muchos de los camposantos de España constituyen auténticas obras de arte alrededor de las Iglesias o en recintos dedicados para ello, con impresionantes conjuntos escultóricos, en algunos casos, y espectaculares ubicaciones en otros. En los últimos años, algunos han comenzado a organizar actividades muy variadas, desde visitas guiadas, conciertos y diferentes propuestas que ponen en valor la importancia histórica y artística de los camposantos.

En España cada vez son más los municipios que proponen entre sus atractivos sus cementerios como reclamo turístico, y es que hay muchos que son auténticos museos al aire libre, además de poseer una belleza pictórica muy destacable.

En la capital de España, han comenzado su programa de visitas guiadas al cementerio de La Almudena, con más de un siglo de historia este espacio y su patrimonio cultural e histórico estará abierto los fines de semana desde el 3 de marzo hasta el 30 de junio.

Por otro lado, hace poco, la Asociación Nacional de Funerarias y Cementerios Municipales (AFCM) puso en marcha la página web Cementerios Vivos, en la que actualmente se engloban unos 30 cementerios españoles.

Existen varias organizaciones que promueven este tipo de propuestas turísticas en algunas de las ciudades más turísticas de Europa, con diferentes rutas para visitar los cementerios más famosos. La Red Europea de Cementerios Singulares, que agrupa a los más bellos de Europa, ofrece un listado entre los que destacan, sobre todo, el cementerio judío de Praga, el monumental de Milán o el de Père-Lachaise, en París, que es uno de los más visitados del mundo y cada año recibe a miles de turistas que desean ver la sepultura de personalidades como María Callas, Edith Piaf o la del cantante de The Doors, Jim Morrison. También en París se encuentra el pequeño cementerio de Montmartre, no menos importante que el de Père-Lachaise pero igualmente atractivo para su visita.

En este sentido la ruta Europea de los Cementerios, reconocida como ‘itinerario cultural’ por el Consejo de Europa en 2010 está integrada por más de 63 camposantos localizados en 20 países.

Cada religión honra a sus muertos de diferente forma. También en el mundo islámico existe un lugar impresionante en la ciudad santa de Nayaf, Irak, conocido como Wadi Al-Salaam, que significa literalmente “Valle de la Paz”, que por su tamaño es considerado el cementerio más grande del mundo.

En el país del sol naciente se encuentra el templo de Sengakuji, situado en Tokio, donde se ubica un cementerio budista en el que están enterrados los 47 ronin samuráis sin amo en uno de los lugares sagrados más importantes de Japón.

Ya sea por la tranquilidad que ofrece un paseo por los cementerios más famosas del mundo o por el interés puramente artístico que ofrecen algunas de sus tumbas y panteones, la temática del turismo y la muerte ha dejado de ser tabú y comienza a ver la luz entre los planes de los viajeros o turistas, sin olvidar nunca la función que tienen estos lugares, siempre desde el respeto.

Compartir:
Valorar este artículo