Actualizado: 22/09/2018
InicioNoticiasEl crematorio de Sant Antoni se mantendrá pese a la oposición de vecinos y padres de alumnos

El crematorio de Sant Antoni se mantendrá pese a la oposición de vecinos y padres de alumnos

El crematorio de Sant Antoni se mantendrá pese a la oposición de vecinos y padres de alumnos

Vía: Eugenio Rodríguez / Diario de Ibiza

El alcalde de Sant Antoni de Portmany (Ibiza, islas Baleares), Josep Tur, sostiene que es «imposible» dar marcha atrás al proyecto de instalar un crematorio en el futuro cementerio de Can Coix pese a la oposición de padres y madres de alumnos de los colegios de Guillem de Montgrí y Can Coix y algunos vecinos de la zona.

Tur se reunió ayer con tres padres y una madre de alumnos del Guillem de Montgrí, uno de ellos además es miembro de la Asociación de Vecinos Can Germà, para explicarles los motivos por los que, según el equipo de gobierno, el proyecto no tiene marcha atrás. La postura de los afectados también es «inamovible», por lo que, según explicaron a este diario al término de la reunión, buscarán «cualquier resquicio legal» para tratar de lograr que no se construya el crematorio, al menos en Can Coix.

Precisamente, Albert Solé, uno de los padres afectados, explicó que la ley balear permite separar los cementerios de los tanatorios y crematorios y que, por ello, propusieron ayer al alcalde la posibilidad de construir la molesta instalación en Montecristo u otra zona «alejada de la población». Solé resaltó que el lugar escogido es el menos adecuado, dado que «en un radio de menos de 500 metros se encuentran dos colegios, un complejo deportivo y una guardería». «Nos parece una locura», añadió.

Marcos López, otro padre afectado, que además es el presidente de la Asociación de Padres y Madres del colegio Guillem de Montgrí, aseguró que hay familias que «ya se plantean cambiar de escuela». López asegura que son muchas las personas que se oponen al crematorio, por lo que una de las primeras acciones será formalizar la posición de la Apima. También dijo que hay otras asociaciones del municipio, cuyo nombre no quiso avanzar, que se sumarán a las acciones que se lleven a cabo, incluso «movilizaciones», para presionar al Ayuntamiento para que dé marcha atrás con el crematorio.

El alcalde justificó su negativa a prescindir de esta instalación o bien trasladarla a otra ubicación en el hecho de que supondría empezar de nuevo el proyecto, lo que retrasaría aún más la construcción del nuevo cementerio. Precisamente, Tur explicó que resulta «imposible poner el marcador de nuevo a cero porque no se llegaría a tiempo». «Uno de los primeros problemas que nos hallamos al llegar al gobierno fue la falta de nichos cuando es una obligación del Ayuntamiento. Estamos en una situación de necesidad de la que vamos saliendo a duras penas y no podemos esperar más», señaló.

Tur dijo que se reunirá con los vecinos y familias de los alumnos «las veces que haga falta» y aseguró que la puesta en marcha del crematorio «no supondrá ningún problema para nadie». «Habrá todas las licencias y requisitos necesarios para que no haya ningún peligro ni inconveniente», destacó.

La empresa adjudicataria (por un periodo de 50 años) de la gestión de los cementerios del municipio y de la construcción del nuevo de Can Coix será la encargada de obtener las autorizaciones preceptivas de la Comunitat Autònoma. En todo caso, el alcalde sostiene que «la ubicación» del crematorio está «validada» por los informes tramitados hasta ahora.

Falta el concejal del PI
También estuvieron en la reunión el concejal de Educación, Fran Tienda, de Reinicia, y la de Gobernación, Aída Alcaraz, del PSOE. Los afectados echaron en falta la presencia de Joan Costa, concejal responsable de cementerios y miembro del PI, cuyo grupo se abstuvo en el pleno en el que se aprobó el pliego de condiciones para sacar a concurso la gestión de los cementerios del municipio y la construcción del de Can Coix. «Nos parece extraño que no estuviera. Forma parte del tripartito. Al ser su área, hemos echado de menos su posición», indicó Solé.

El alcalde restó importancia a esta ausencia. «Cuando han llegado estos señores, [Costa] había salido del Ayuntamiento. No hay diferencias en el equipo de gobierno», dijo. En el pleno, los tres concejales del PI se abstuvieron (el PSOE, Reinicia e incluso el PP votaron a favor) al «no ver clara la rebaja del coste de la licitación».

Compartir:
Valorar este artículo