Actualizado: 21/09/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Badajoz ampliará el cementerio pero no cederá espacio para entierros musulmanes

El Ayuntamiento de Badajoz ampliará el cementerio pero no cederá espacio para entierros musulmanes

El Ayuntamiento de Badajoz ampliará el cementerio pero no cederá espacio para entierros musulmanes

El Ayuntamiento de Badajoz ha sacado a concurso la nueva ampliación del Cementerio de Nuestra Señora de la Soledad, con una inversión de 475.000 euros y la construcción de dos bloques con 400 nichos y 168 columbarios. Con capacidad para albergar cinco urnas. Se podrán acoger las cenizas de 840 personas.

En la actualidad aún queda un centenar de nichos libres. Las inversiones municipales están programadas hasta 2020 y el medio millón de euros que se va a destinar es la única que aparece hasta entonces. Se trata de la actuación de mayor envergadura que se hará en el cementerio durante  esta legislatura.

Todas estas dotaciones que se efectuarán en el recinto funerario del cementerio de la Soledad, no contempla ampliaciones en extensión ni, tampoco conceder a la comunidad musulmana un espacio para realizar enterramientos bajo el rito funerario islámico.

El cementerio es aconfesional y se pueden enterrar personas que profesen cualquier religión, pero cumpliendo con la normativa española. Las leyes no permite el contacto directo de los cadáveres con la tierra, como hacen en la fe musulmana y eso, es el principal obstáculo que ve el Gobierno municipal.

El otro inconveniente es que en ese recinto no podrían entrar los que para ellos somos “infieles” y el Ayuntamiento, asegura, no puede vetar el acceso de parte de la población al recinto ni contratar trabajadores únicamente para dar servicio a sus difuntos.

Rito fúnebre de los musulmanes
El ritual consiste en el lavado del cadáver, amortajamiento, ceremonia religiosa -oración y honras fúnebres- y entierro. El cuerpo debe ser lavado siguiendo unas reglas específicas y luego secado y amortajado en tela blanca.

La Tradición Profética recomienda utilizar tres paños blancos para el hombre y dos paños, más tres elementos complementarios, para la mujer, siempre nuevos y de tela normal y corriente. El cadáver se deposita directamente en la tierra, recostado sobre el lado derecho y con la cara dirigida a La Meca.

Estos son los motivos que esgrimen el Ayuntamiento de Badajoz para negar el espacio a la comunidad musulmana. Abdel Najar es el imán de Badajoz y lleva 18 años reclamando al Ayuntamiento una solución. Ha llevado su petición al Gobierno central y confía en encontrar allí una respuesta.

Compartir:
Valorar este artículo