Actualizado: 17/09/2021
InicioNoticiasLa punta de mortalidad en Barcelona hace que la espera para enterrar a los difuntos supere los tres días

La punta de mortalidad en Barcelona hace que la espera para enterrar a los difuntos supere los tres días

La punta de mortalidad en Barcelona hace que la espera para enterrar a los difuntos supere los tres días

Vía: ABC

La punta de mortalidad de estas últimas semanas consecuencia, en parte, del impacto de la gripe en personas mayores con patología asociada ha desbordado los principales tanatorios de la ciudad de Barcelona. Según fuentes de Servicios Funerarios de Barcelona, la ocupación de estos recintos es actualmente del 80%, frente al 55% de ocupación media anual.

Esta situación de saturación provoca, según explican trabajadores de los tanatorios Sancho de Ávila y Les Corts, dos de los más importantes de la capital catalana, que la espera para tener plaza para un difunto en estas instalaciones funerarias es de entre tres y cuatro días, cuando lo habitual es tener espacio a las 24 horas de la solicitud.

«Sin duda hay colapso. Hay gente que tiene que esperar hasta cuatro días para poder enterrar a un familiar. Tres días de espera para acceder al tanatorio y otro para el entierro», precisan las citadas fuentes.

Pese a esta situación, denunciada por los trabajadores de estos recintos, la compañía responsable de los servicios funerarios de la ciudad asegura que este incremento de la demanda es habitual en esta época del año, en la que la epidemia de gripe tiene mayor impacto en la gente más frágil y en el que las bajas temperaturas tienen más efecto en los pacientes descompensados. «Es verdad que hay mucha más demanda pero suele pasar en estas épocas», asegura la compañía.

Según informe consutao, la mortalidad en Barcelona en estos primeros días de enero ha crecido por encima de los valores esperados y también más que el año pasado. Según los datos recogidos en el Pidirac, durante la primera semana de este año (del 1 al 7 de enero), tanto las defunciones en la ciudad de Barcelona como en su provincia, aumentaron de forma significativa «superando dos desviaciones estándar por encima del valor esperado para la semana actual».

En concreto, según los datos que manejan las autoridades sanitarias, sólo en la ciudad de Barcelona la citada semana se superaron la 430 muertes, cuando los especialistas esperaban alrededor de 360. En el resto de la provincia, las defunciones en el mismo período fueron 270, frente a las 250 esperadas.

Compartir:
Valorar este artículo