Actualizado: 18/11/2017
InicioDestacadosOCU presenta informe que señala que un entierro puede costar 24 veces más de una a otra ciudad

OCU presenta informe que señala que un entierro puede costar 24 veces más de una a otra ciudad

OCU presenta informe que señala que un entierro puede costar 24 veces más de una a otra ciudad

Un informe la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que señala que el servicio de inhumación y coste de enterramiento es 24 veces más caro en Madrid que en Murcia. El coste medio de un entierro en España es de 599 euros, pero las diferencias entre ciudades son llamativas, aseguran en su informe.

Así, los vecinos de Murcia tan solo deben pagar unos 74 euros de media por el servicio más básico y sencillo de inhumación en un cementerio, mientras que los madrileños pagan por el mismo servicio 1.822 euros.

Estos son algunos de los datos que destaca la OCU en su informe, que denuncia la falta de transparencia del sector funerario y advierte de los costes de tanatorio, ataúd, inhumación e incineración, etc., que no bajan de los 3.500 euros de media.

Esta organización de consumidores lamenta también la falta de competencia en el sector y señala que la diferencia entre las funerarias más caras y las más baratas de una ciudad asciende a 900 euros.

De los 3.500 euros de media que cuesta un entierro en España, la OCU destaca que el féretro es la partida más cara y puede costar entre 600 y 2.600 euros, mientras que el alquiler del tanatorio ronda los 500 euros por día y el servicio de inhumación con alquiler de nicho varía entre los menos de 100 euros y los más de 1.800.

Sobre esta última partida, el informe ha estudiado las 29 ciudades más grandes y concluye que Salamanca, Sevilla, León y Madrid son las más caras -por encima de los mil euros-, mientras que Murcia, Zaragoza, Alicante y Bilbao son las más baratas -menos de 230 euros. El servicio de incineración cuesta una media de 600 euros.

La OCU analiza también los seguros de decesos, un servicio que tienen contratado la mitad de los españoles, pero que “con la calculadora en mano no es recomendable”. Así, recomienda prescindir de este tipo de póliza e ir ahorrando el importe que emplearía para pagarla.

Compartir:
Valorar este artículo