Actualizado: 18/11/2017
InicioDestacadosEl ayuntamiento valora anular la venta de un solar para evitar la construcción de un tanatorio-crematorio

El ayuntamiento valora anular la venta de un solar para evitar la construcción de un tanatorio-crematorio

El ayuntamiento valora anular la venta de un solar para evitar la construcción de un tanatorio-crematorio

El pleno del Ayuntamiento de Sant Adrià de Besós (provincia de Barcelona) ha aprobado una moción presentada por los socialistas, partido que lidera el gobierno, para pedir que se debata la posibilidad de revertir la venta del solar público destinado a construir un tanatorio-crematorio en la localidad.

Áltima Serveis Funeraris, es la empresa que impulsa la construcción del tanatorio-crematorio de Sant Adrià de Besòs, junto con Pompas Fúnebres de Badalona. Albia tiene una participación minoritaria en ambas empresas.

La petición va destinada al Consell Comarcal, institución propietaria de la mayoría del suelo, y se debe al reclamo ciudadano contra el proyecto, que incluye un horno crematorio.

El alcalde Joan Callau cree que es la única alternativa posible a día de hoy sobre la mesa para esquivar un proyecto que está adjudicado desde hace unos dos años y que se encuentra en la fase final de concesión de licencias. El Consistorio es consciente de que se trata de una salida que podría conllevar problemas a nivel legal y económico, ya que la empresa concesionaria reclamará indemnizaciones, pero quieren agotar hasta el final esta vía y la de la negociación.

La plataforma Stop Crematori, tienen el apoyo de gran parte de los vecinos de la zona y hasta la fecha muestra su escepticismo, ya que considera que el ejecutivo socialista no ha hecho nada por frenar el proceso y lamentan que a día de hoy la empresa Tanatori del Litoral, S.L. ya le han concedido la licencia ambiental. Stop Crematorio asegura que esta moción es una forma de lavar la imagen, sin que tenga ningún beneficio práctico.

Desde el gobierno local aseguran que su voluntad siempre ha sido la de explorar alternativas, y que “una prueba de ello es que el Consistorio sigue sin gastar los cerca de 300.000 euros que consiguió con la venda del solar y adjudicación del proyecto”. En total fueron cerca de 6 millones de euros.

El proyecto ya ha obtenido los informes favorables de la dirección general de Calidad Ambiental de la Generalitat, la subdirección general de Coordinación de la Salud Pública en Barcelona y Gerona, del Área Metropolitana de Barcelona y de los servicios técnicos municipales de Sant Adrià.

Compartir:
Valorar este artículo