Actualizado: 21/09/2017
InicioMedicina ForenseAragón creará la primera unidad forense de España para casos de violencia doméstica

Aragón creará la primera unidad forense de España para casos de violencia doméstica

_saladelacorona

Aragón creará la primera unidad forense de España para casos de violencia doméstica

El Gobierno de Aragón creará antes de final de año una Unidad de Valoración Integral Forense (UVIF) de Violencia de Género en la comunidad, siendo pionera en España y siguiendo con ello las prescripciones del Pacto de Estado sobre el particular, actualmente en manos del Congreso. Así lo anunció el pasado miércoles la directora general de Justicia e Interior del Ejecutivo autonómico, Mª Ángeles Júlvez, durante la presentación de una jornada sobre violencia machista celebrada en la sede del Gobierno de Aragón.

Para la creación de este organismo, la DGA aprobará la creación de tres nuevas plazas de médicos forenses, una por provincia, para reforzar un servicio que prestarán numerosos profesionales. Según destacó el Gobierno aragonés, es la primera vez que se abre la posibilidad de crear nuevas plazas de forense desde que se asumió la competencia autonómica en esta materia.

Según el calendario que manejan, el Consejo de Gobierno de la próxima semana aprobaría ya la creación de las plazas, que aparecerían publicadas en el BOA antes de final de mes, de forma que la UVIF pudiera estar funcionando antes de final de año. Actualmente, los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) ya trabajan con jueces, fiscales y demás operadores jurídicos en los protocolos que guiarán el funcionamiento de esta unidad.

El objetivo fundamental de este órgano es la elaboración de informes sobre la situación de una víctima en el ámbito intrajudicial (una vez que el caso está en el juzgado), a petición del juez que instruya el caso. Esto es vital para definir el riesgo en el que se encuentra la mujer, y evitar desajustes que, como se ha comprobado reiteradamente, pueden ser fatales. Para ello colaborarán forenses, psicólogos y educadores y trabajadores sociales. En realidad se pretende mejorar esta colaboración, incluso con un plan de formación específica en violencia de género (violencia doméstica) para todos ellos.

Compartir:
Valorar este artículo