Actualizado: 19/10/2017
InicioCuriosidadesEl Museo Forense de Bangkok muestran fetos humanos y cadáveres como método científico

El Museo Forense de Bangkok muestran fetos humanos y cadáveres como método científico

El Museo Forense de Bangkok muestran fetos humanos y cadáveres como método científico

Vía: Cherencov

El Museo Forense de Bangkok, (Tailandia) fue fundado por el profesor de medicina Sonkran Niyomsen, quien a mitad del siglo pasado pensó que era buena idea mostrarle al mundo la parte más frágil de la vida y hacer entender a la humanidad lo peligroso que puede llegar a ser la falta de control en uno mismo.

Fetos humanos, cadáveres de recién nacidos deformes, órganos y miembros amputados o cercenados por asesinatos, violadores, suicidios, cuerpos víctimas de accidentes, esto es sólo una muestra de lo que podemos encontrar, una exposición única en su género, y que aseguran que sólo tiene como objetivo el método científico y educativo, sin olvidar el político y social.

Un museo, que muchos ya han apodado ‘De los Horrores‘, forma parte del Hospital Sijirat, situado en el barrio de Thonburi. Aunque este museo estuvo dirigido, principalmente, a los estudiantes de medicina, ahora puede visitarlo cualquier persona que tenga estómago para ello. No es el caso de uno de los inquilinos permanentes del museo, el estómago de un suicida que tuvo la ocurrente idea de quitarse la vida ingiriendo ácido, o un cráneo agujereado por el disparo de un verdugo.

Pero estos son dos de los ejemplares exhibidos menos llamativos del museo, pulmones totalmente ennegrecidos por el tabaco, hígados destrozados por el consumo de alcohol, intentan conciencias a los visitantes de los malos hábitos y sus consecuencias.

Pero sin lugar a dudas el protagonista de este museo es Si Quey, un inmigrante chino, quien en 1958 detuvieron por haber asesinado a 6 niñas y un niño. Pero la cosa no queda ahí, Si Quey se comió sus corazones e hígados, asegurando que así conseguiría ser inmortal. Nada más lejos de la realidad, al día siguiente y sin juicio precio, Si Quey fue ejecutado. Sonkran Niyomsen, no perdió tiempo e intentó esclarecer a través de una autopsia si había alguna anomalía en Quey que le llevara a cometer tales crímenes. No encontró nada en absoluto, pero aprovechó para inyectarle parafina y secar sus órganos y tejidos.

Compartir:
Valorar este artículo