Actualizado: 11/12/2017
InicioDestacadosCementiris de Barcelona acepta aumentar las garantías antes de iniciar un desahucio de nichos

Cementiris de Barcelona acepta aumentar las garantías antes de iniciar un desahucio de nichos

Cementiris de Barcelona acepta aumentar las garantías antes de iniciar un desahucio de nichos

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Barcelona han propuesto incorporar a la Ordenanza de Cementerios un procedimiento que ofrezca más garantías antes de desahuciar una sepultura del cementerio.

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha dado a conocer, ayer martes, el cambio normativo y también ha celebrado que el Ayuntamiento haya incorporado esta petición de la institución que ella dirige, que fue tramitada a raíz de una conmovedora denuncia de una familia, después de haber ido al Cementiri de Collserola por Todos los Santos y haber encontrado el nicho de su suegro vacío.

La familia que encontró su nicho vacío y ya no ha podido recuperar los restos mortales de su ser querido. Pidió explicaciones a Cementiris de Barcelona, quien le comunicó que desde 2011 constaba como impagada la tasa de 60 euros anuales. La familia desconocía la deuda y presentó una queja después de que Cementiris de Barcelona vaciara su sepultura.

La Sínica, Assumpció Vilà, pidió más garantías porque el traslado de los restos a un osario –los espacios creados en sustitución de las antiguas fosas comunes– puede generar “graves consecuencias morales” en la familia. El informe municipal que responde a la resolución de la Síndica, emitida en junio, aboga por incorporar la sugerencia a la Ordenanza, que ya estaba en proceso de modificación y se aprobó inicialmente en marzo. Antes de su aprobación definitiva, ha explicado la Sindicatura, se añadirá al texto esta modificación.

La Dirección de Servicios Jurídicos propone incorporar a la Ordenanza que el Ayuntamiento o la entidad gestora utilice el padrón municipal y el resto de medios a su alcance para llevar a cabo las notificaciones pertinentes para asegurar que son efectivas. Además pide conceder un plazo de 30 días desde la notificación hasta el inicio del expediente, para que los afectados puedan presentar alegaciones.

En los casos de impago y si el gestor desestima las alegaciones o no se presentan, las personas afectadas dispondrán de 15 días para ponerse al corriente de pago o solicitar una prórroga. Si no lo hace, pasados estos 15 días se declarará la caducidad del derecho funerario y se procederá al desahucio de la sepultura y al traslado de los restos a un osario común, según la Síndica.

Además, en los casos de caducidad del derecho funerario por el mal estado de la sepultura, el texto prevé que se pida a las personas beneficiarias o herederas llevar a cabo una reparación en un tiempo determinado, transcurrido el cual se resolverá el procedimiento con el archivo del expediente o bien con el desahucio del nicho.

Compartir:
Valorar este artículo