Actualizado: 19/09/2017
InicioNoticiasLos operarios del cementerio de Sevilla avisan de una «privatización encubierta»

Los operarios del cementerio de Sevilla avisan de una «privatización encubierta»

Cementerio Sevilla

Los operarios del cementerio de Sevilla avisan de una «privatización encubierta»

Vía: Autor: Álvaro García / elcorreoweb.es

Denuncian los propios trabajadores del cementerio de Sevilla «que hay una privatización encubierta». La situación que viven es «insostenible» y está afectando al servicio público que ofrece el Ayuntamiento de Sevilla a sus ciudadanos. La gota que ha colmado el vaso para que el personal manifieste su preocupación es no poder atender al ciudadano como se merece por la llegada de las vacaciones y, por eso piden al usuario que «pongan hojas de reclamaciones».

«La situación es preocupante» y el personal no sabe hasta dónde va a llegar todo esto. Desde hace días, explican a este medio los trabajadores, la puerta que está en San Jerónimo está cerrada por falta de personal y «no por fallos técnicos como quiere hacer ver la dirección del centro». Esto se ha traducido en molestias para el ciudadano que termina señalando al trabajador por las carencias que presenta el cementerio.

Y es que, donde deberían de trabajar cuatro porteros-vigilantes por la mañana y otros cuatro por la tarde, sólo lo hacen dos: uno de horario de mañana y otro de tarde. «La solución de la dirección ha sido cerrar una puerta y engañar al contribuyente», afirman los empleados del centro.

Los porteros también son vigilantes, pero la falta de personal hace que no puedan moverse de las puertas y esto se traduce en «robos diarios». Por la noche ya no trabajan, se encarga una empresa privada desde que los empleados se jubilaron. «No quieren cubrir las bajas ni las vacaciones para ir privatizando el servicio», denuncian, «como hicieron con el servicio de la noche».

Incineradores  
La falta de personal del cementerio está en todas sus parcelas. Preocupa el descenso en la sección de incineradores que desde hace meses ha disminuido su trabajo y esto ha ocasionado «molestias» a los familiares de los difuntos.

En agosto empeora la situación. Cuando deberían trabajar 12 sólo lo hacen seis por la falta personal. Los turnos se reparten entre tres para llegar a 18 o 21 incineraciones diarias, pero eso era antes, ahora solo se hacen cinco: «por la falta de personal y los hornos estropeados». «No quieren cubrir ni las bajas ni las vacaciones y estamos a cuadros. Proponemos echar horas extra pero tampoco lo aceptan», manifiestan los empleados del Ayuntamiento de Sevilla.

Reparaciones 
Otra de las cuestiones que ponen sobre la mesa los trabajadores es la reparación de los hornos, que a pesar de no depender de ellos lo hacen porque «la dirección no manda a nadie para hacerlo». De hecho, desde hace un año hay un horno que no funciona porque «no quieren gastarse 1.000€». Son los propios incineradores son los que arreglan los hornos pero no está en su convenio ni se les reconoce ese trabajo. «Lo hacemos porque si no llegará el día que estarán todos rotos y no podremos atender al ciudadano», aclaran.

Los tres hornos que tienen llevan más de seis años sin mantenimiento. Uno es de 1987, otro de 1994 y otro del 2003. «El más moderno es el que lleva estropeado más de un año». Explican los incineradores que quizás esta sección del cementerio sea la única que de ganancias al Ayuntamiento de Sevilla y la dejadez solo la entienden porque «parece que quieren privatizarlo».

Por su parte, el delegado del CSI-F y miembro del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Sevilla, Rafael Román, afirma que «el actual Gobierno habló mucho en la oposición pero no está haciendo nada de lo que prometió. Esto hay que tomárselo más en serio. Hay que invertir y ser competitivo, que los municipios del alrededor tienen menos presupuesto y tienen mejores instalaciones». Con respecto a los hornos, Román insiste en que «ninguno tiene los filtros en sus chimeneas y esto no debería de ser así». Para finalizar, explica Román que «el cementerio se mantiene en pie por los trabajadores».

La situación ha llegado a su límite y avisan los empleados de que si todo sigue igual en septiembre se movilizarán para que el ciudadano sepa lo que está pasando.

Compartir:
Valorar este artículo