Actualizado: 11/12/2017
InicioDestacadosEsfune denuncia a Mémora por una “infracción muy grave” al incinerar a un cadáver que tenia que ser inhumado

Esfune denuncia a Mémora por una “infracción muy grave” al incinerar a un cadáver que tenia que ser inhumado

Esfune denuncia a Mémora por una “infracción muy grave” al incinerar a un cadáver que tenia que ser inhumado

La Asociación Esfune ha presentado denuncia ante el Ayuntamiento de Manresa (provincia de Barcelona) por una “infracción muy grave y negligencia” cometida por la funeraria Mémora, al incinerar el cuerpo de un difunto que tenia que ser inhumado en el cementerio de la ciudad manresana.

El error se produjo cuando el operario responsable de transportar los ataúdes al crematorio cogió, por error, el cadáver que iba a ser enterrado y lo llevo a Barcelona para su cremación, dejando para inhumar el cadáver que tenia que haberse llevado.

Cuando se percataron del error, ya era irreparable, habían incinerado el cuerpo del difunto equivocado. Al comunicárselo a los familiares, estos mostraron un notable enfado e indignación por lo sucedido, ya que tuvieron que renunciar, contra su voluntad, a la ceremonia de despedida y a la posterior inhumación en el cementerio. La familia del difunto no descarta posibles acciones contra la funeraria.

Al margen de la decisión que adopten los familiares contra la empresa funeraria, la Asoc. Esfune, ha presentado una denuncia ante el Ayuntamiento de Manresa solicitando que “se investigue el error cometido”, ya que el ayuntamiento tiene plenos poderes para suspender a la funeraria que cometa una negligencia muy grave en relación a los servicios funerarios que presta en su término municipal.

La Asociación Esfune ha manifestado que fuentes de toda confianza les han asegurado que, “últimamente la política de Mémora se centra en abaratar costes para aumentar la cuenta de resultados”; lo que lleva a “una disminución del personal de servicio o en su defecto, a utilizar a trabajadores que habitualmente realizan otras labores, y destinarlos a realizar trabajos para los que no están habituados”.

El Ayuntamiento de Manresa ha incoado expediente sancionador y ha abierto las correspondientes diligencias previas para esclarecer los hechos denunciados. Según la Ordenanza Municipal de Servicios Funerarios, en caso de confirmarse el hecho denunciado, la multa podría ascender a 120.202 € ya que se consideraría como una infracción muy grave.

Compartir:
Valorar este artículo