Actualizado: 21/09/2017
InicioNoticiasA la espera judicial por el caso de los “nichos vacíos” en el cementero de la Vall d’Uixó

A la espera judicial por el caso de los “nichos vacíos” en el cementero de la Vall d’Uixó

Cementeriod e Vall d'Uixo

A la espera judicial por el caso de los “nichos vacíos” en el cementero de la Vall d’Uixó

Ha pasado un año desde que el Ayuntamiento de La Vall d’Uixó (provincia de Castellón) llevo a la Fiscalia el llamado “caso de los nichos vacíos y lápidas falsas” con nombres aparentemente falsos en el cementerio de la localidad.

La investigación de estos hechos se remonta a abril de 2016, momento en el que el Ayuntamiento inició un expediente averiguatorio para recabar toda la información necesaria y esclarecer una cuestión sobre la que existían indicios de que el anterior equipo de gobierno actuó de forma irregular en 2014 en el otorgamiento de nichos en el cementerio municipal.

En su día, el Ayuntamiento de Vall d’Uixó llamó al exalcalde de la localidad, Óscar Clavell, PP para que contara su versión de los hechos.

El juzgado nº 3 de Nules acogió la primera sesión de declaraciones el pasado 20 de junio dentro del proceso de instrucción abierto, este estamento judicial reabrió esta primavera el caso después de que la Fiscalía lo archivara, en su opinión, por falta de documentación.

Este estamento judicial reabrió, en primavera, el caso después de que la Fiscalía lo archivara, por falta de documentación. Dio la opción al Ayuntamiento para que llevara este asunto directamente al juzgado. Y eso es lo que hizo el tripartito comandado por la socialista Tania Baños.

El juez ya ha tomado declaración a Olga Salvador (concejal del PP) y Sara Gracia (ex edil, también popular) en calidad de investigadas (figura que sustituye técnicamente a la de imputadas) y a tres funcionarios municipales, una de ellas también como investigada y otros dos en calidad de testigos, según han informado fuentes del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó.

Desde el PP se mantiene la decisión de no hablar sobre el asunto mientras esté en los tribunales y tampoco ha trascendido lo declarado por la trabajadora municipal, pero es probable que se les haya pedido que expliquen una de las pruebas aportadas tras la comisión de investigación que motivó el inicio del procedimiento. Y es que, en el registro de entrada del cementerio constaba el texto «vacío» junto al nicho que no se habría dado.

En unas declaraciones de los operarios del cementerio municipal, apuntaban a que fue Óscar Clavell quien ordenó estas supuestas irregularidades, según ha señalado Llorente, primer teniente de alcalde. También revisaron el libro de registro de los nichos y en el caso de Aitor Iureta se pudo ver claramente cómo ponía que estaba vacío y después se tachó con típex y se escribió el nombre falso. Según declaraba Llorente.

Compartir:
Valorar este artículo