Actualizado: 14/08/2020
InicioArtículos¿Cementerio público o gestionado por la Iglesia?

¿Cementerio público o gestionado por la Iglesia?

¿Cementerio público o gestionado por la Iglesia?

Vía: Autor: Ángel Alonso / El Periódico de Yecla

Desde el siglo XIII hay constancia de la existencia de un cementerio en Yecla (Murcia) que estuvo y está gestionado por la Iglesia Católica. Tan solo durante un periodo de tiempo en la Segunda República, el campo santo pasó a manos del consistorio y se hizo público como en el resto de municipios de España. Durante Guerra Civil se le devolvió al Obispado la propiedad que sigue gestionándolo.

Los socialistas quieren cambiar esta situación. Al pleno del próximo lunes, el PSOE lleva una moción en la que solicitan que el ayuntamiento llegue a un acuerdo con el Obispado para que el cementerio de Yecla se rija por el derecho público y no por el derecho privado como ahora. Si no hubiera acuerdo, el PSOE pide que el ayuntamiento construya uno público en unos terrenos anexos al actual que el nuevo Plan General lo permitiría.

La portavoz del PSOE, Asun Molina, habla de una ley “clara y contundente” a la hora de establecer que el ayuntamiento debe dar este servicio con un carácter público, independientemente de que haya otro servicio privado de la confesión católica. La Ley de Bases de Régimen Local establece “que el municipio puede promover toda clases de servicios públicos para responder a las necesidades de la población, entre ellas un servicio básico como el del cementerio y servicios funerarios”, explicó Molina que también recordó que en La Constitución se declara al Estado aconfesional.

La propuesta se ha registrado con margen de tiempo para que los servicios técnicos lo estudien antes del pleno, pero para la portavoz del PSOE en el consistorio “es de obligatorio cumplimiento de la Ley y que se está obviando”. Según datos aportados por esta formación, en la Región de Murcia 30 de los 45 municipios tienen cementerios municipales.

En España, según las estadísticas, un 25% de la población se declara atea y cientos de miles de personas de otras confesiones religiosas.

Compartir:
Valorar este artículo