Actualizado: 21/09/2017
InicioNoticiasEl Concello de O Carballiño quiere ampliar el cementerio de Señorín con el apoyo de la oposición

El Concello de O Carballiño quiere ampliar el cementerio de Señorín con el apoyo de la oposición

Cementerio de Señorin

El Concello de O Carballiño quiere ampliar el cementerio de Señorín con el apoyo de la oposición

Vía: L.F / Faro de Vigo

El Ayuntamiento de O Carballiño (provincia de Orense) ha retomado las conversaciones con los propietarios de terrenos que colindan con el cementerio de Señorín con la intención de adquirirlos para una posterior ampliación del cementerio, pero debido a que de momento no hay acuerdos entre las partes en el precio, no se descarta que se pueda buscar otra ubicación para construir uno nuevo.

El alcalde, Francisco Fumega, ya mantuvo conversaciones con varios propietarios de terrenos para negociar el precio, ya que todos en principio están dispuestos a vender, pero el problema está en la cuantía que piden. Por tal motivo, el lunes se celebra una Junta de Portavoces para informar a los grupos de la oposición, valorar las opciones, y si no se llega a un acuerdo con los propietarios se plantearía la opción de buscar otro lugar.

Desde el Concello se quiere agilizar los pasos en este asunto y se es consciente de que es un tema a largo plazo, pero que se quiere lograr con el consenso de todos. En el entorno del actual cementerio hay mucho terreno para acometer una ampliación pero algunos piden un precio muy elevado lo que está retrasando este proyecto desde hace ya muchos años.

De no llegarse a un acuerdo en el precio, el alcalde no descarta el buscar otro emplazamiento. De hecho el Concello tiene muchos terrenos de propiedad municipal, “mas de lo que se cree”, por lo que ahora queda valorar con los portavoces las diferentes opciones que se tienen.

De optarse por una ampliación o construir un nuevo campo santo se quiere tener en consideración un espacio para aquellas personas que profesan otras religiones o ninguna, ya que de estos casos también hay demanda en la villa.

Compartir:
Valorar este artículo