Actualizado: 20/01/2022
InicioNoticiasEl cementerio de Alicante no dispone de espacio para enterramientos y hay que seguir construyendo nichos

El cementerio de Alicante no dispone de espacio para enterramientos y hay que seguir construyendo nichos

El cementerio de Alicante no dispone de espacio para enterramientos y hay que seguir construyendo nichos

Vía: Información

El cementerio municipal de Alicante arrastra un grave problema de espacio que lleva al Ayuntamiento de Alicante a ir construyendo por fases nuevos nichos que garanticen los enterramientos, al menos, a un año vista. Este año ya se han construido 320 nuevas sepulturas en la zona de ampliación del camposanto y en los próximos días comenzarán a levantarse otros 432 nichos y 160 columbarios para el depósito de cenizas. Una inversión de 600.000 euros en total con la que desde la Concejalía de Cementerio garantizan el espacio para enterramientos durante 2017.

Y es que el camposanto municipal se sitúa al borde del colapso: Sin columbarios disponibles, apenas suelo para nuevos panteones y tumbas y con una capacidad de ir construyendo nuevos nichos que se agotará en 2022 (dentro de seis años) si, para entonces, el plan especial de ampliación del cementerio que comenzó a redactarse en 2005 y aún hoy sigue sin aprobarse definitivamente no garantiza más terrenos disponibles para el Ayuntamiento. Ese plan de ampliación en trámite permitiría acabar con los graves problemas de espacio, dado que permitiría duplicar la capacidad del cementerio y cubrir las necesidades durante 70 años.

Esta es la situación en la que se encuentra el cementerio municipal, que hoy recibirá a cientos de personas durante la celebración de Todos los Santos. Ayer, el camposanto ya experimentó un importante trasiego de personas que se acercaron a colocar flores a sus difuntos.

Por el momento, las necesidades de espacio se van sorteando con la construcción de nichos año a año y con la recuperación de aquellas concesiones (se dan a 5 ó 75 años) que van quedando vacías o han caducado. Así lo explica la edil del área, Gloria Vara, quien asegura que cuando llegó al gobierno municipal hace año y medio la falta de espacio en el cementerio era una cuestión «que me quitaba el sueño». «Desde que entramos hemos construido un millar de nichos y hemos recuperado 450 que estaban vacíos o cuya concesión había vencido», explica la regidora, quien asegura que el anterior gobierno del PP «tenía expedientes paralizados desde 2011».

En el camposanto municipal no quedan columbarios disponibles; apenas hay espacio para la construcción de panteones (únicamente en dos calles); y en el suelo sólo quedan libres aquellas sepulturas cuya titularidad va recuperando el Ayuntamiento porque ha caducado la concesión. De ahí que de cara al año que viene también se contemple la construcción de tumbas en suelo en la zona más nueva, donde se encuentran los nuevos nichos construidos y los que se levantarán en breve. Igualmente, se prevé la construcción de más nichos y de columbarios, el previsión de que aumente la demanda para depositar las cenizas en el cementerio tras la prohibición del Papa de esparcirlas o guardarlas en casa.

Además de estas obras, desde Infraestructuras prevén asfaltar cinco calles del camposanto, la reparación de bancos y nichos, así como la colocación de escaleras con guías para las zonas altas.

Compartir:
Valorar este artículo