Actualizado: 30/09/2020
InicioArtículos¿Necesita Pozuelo más hornos crematorios?

¿Necesita Pozuelo más hornos crematorios?

¿Necesita Pozuelo más hornos crematorios?

Vía: Autor: Enpozuelo.es

En el año 2005 el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid) adjudicó a Gefinsa (Grupo Funespaña) la construcción de un horno crematorio y la explotación de varias salas de velatorio en el cementerio municipal. La inversión realizada por la empresa superó los 700.000 euros.

Ahora parece que otra compañía privada podría construir dos crematorios más junto a la Fundación Gil Gayarre y los vecinos han comenzado a recoger firmas para tratar de impedirlo. El grupo municipal Somos Pozuelo se va a hacer eco de su preocupación y va a preguntar sobre el asunto al equipo de Gobierno.

¿Es posible que tan sólo una década después de su apertura el tanatorio de Pozuelo se haya quedado pequeño? ¿Es cierto que la empresa Parcesa, propietaria de los de Villalba, La Paz y M-40, está interesada en abrir sede en Pozuelo para atender a otros municipios cercanos? ¿Es conveniente construir dos hornos crematorios en una zona próxima a centros educativos y urbanizaciones?

El grupo municipal Somos Pozuelo quiere que el equipo de Gobierno del Partido Popular conteste a estas preguntas. Lo antes posible. Desde la formación morada aseguran que la empresa Parcesa, propietaria de los tanatorios de Villalba, La Paz y M-40, proyecta construir dos hornos crematorios en Pozuelo para prestar servicio a otros municipios. “El tanatorio actual cubre sin dificultad las necesidades de nuestro pueblo e incluso atiende a las familias que lo solicitan porque no disponen de tanatorio en su lugar de residencia”.

La salud está en juego
El proyecto de Parcesa ha levantado recelo entre muchos vecinos, especialmente entre los padres de los alumnos de la Fundación Gil Gayarre situada en la carretera de Pozuelo; el lugar donde podrían levantar sus hornos crematorios.

Por eso han comenzado una recogida de firmas en hazteoir.org. Consideran que no es de recibo abrir dos hornos crematorios al lado de un centro para alumnos con capacidades especiales ya que estos niños son especialmente sensibles a emisiones tan agresivas y señalan que, de hacerse realidad el proyecto, afectarán también a jóvenes universitarios y habitantes de las urbanizaciones próximas. “La salud de muchas personas está implicada en un proyecto con una carga elevadísima de contaminación aérea (emisiones de metales pesados, isótopos radiactivos, de compuestos orgánicos…)”.

El actual
El edificio de ladrillo visto que alberga el tanatorio, colindante con el cementerio del Santo Ángel de la Guarda se levantó por necesidad; para ampliar la prestación del servicio funerario a los vecinos. De eso hace poco más de diez años.

El edificio integral con entrada independiente y jardín presidido por un pozo consta de tres salas de velatorio, horno crematorio, sala de despedida, sala de autopsias y tanatopraxia, cámaras frigoríficas y otros espacios complementarios para visitantes y empleados del cementerio.

Compartir:
Valorar este artículo