Actualizado: 19/09/2020
InicioNoticiasEl Tribunal de la Competencia de Aragón sanciona con más de 250.000 euros a la concesionaria del tanatorio de Torrero

El Tribunal de la Competencia de Aragón sanciona con más de 250.000 euros a la concesionaria del tanatorio de Torrero

El Tribunal de la Competencia de Aragón sanciona con más de 250.000 euros a la concesionaria del tanatorio de Torrero

Vía: Autora: Rocío Solanas Sánchez / Aragón digital

El Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón ha impuesto una sanción de 250.336 euros a la empresa concesionaria del tanatorio municipal de Zaragoza, Servicios Funerarios de Torrero SA, Serfutosa, por abusar de una “posición de dominio”, constitutiva de una infracción “muy grave”, al denegar de forma “injustificada” el acceso al tanatorio municipal de Torrero a empresas funerarias no autorizadas en la ciudad.

Esta resolución llega tras una denuncia presentada por Servicios Funerarios La Hispanidad y la Asociación Funeraria de España (Afues) contra Serfutosa, el Ayuntamiento de Zaragoza y contra la Asociación Regional de Funerarias de Aragón (ARFA) –que llegó a expulsar a la empresa denunciante por exigir información sobre la legislación vigente- por las “prácticas restrictivas en la competencia”, para el libre ejercicio de la actividad en Zaragoza al “obstaculizar” el acceso a las instalaciones (salas de velatorio y crematorio) a cualquier empresa del sector establecida fuera de Zaragoza.

La resolución de este tribunal considera así que la concesionaria del tanatorio municipal ha impedido “de forma continuada” y hasta el mes de noviembre de 2014 el acceso a las instalaciones municipales de dicho tanatorio (salas de velatorio) a empresas funerarias “no autorizadas ni instaladas en Zaragoza”.

Entre ellas, “a la empresa denunciante” y teniendo en cuenta que el tanatorio de Torrero “es el único de carácter municipal (público) en Zaragoza” y ha sido el único existente en la ciudad hasta junio de 2013, recuerda la resolución a la que ha tenido acceso Aragón Press.

El tribunal va más allá y señala que se trata de una denegación “injustificada” y constata la “existencia de barreras legales que frenan o dificultan la entrada de nuevos competidores” y que, consecuentemente, “ayudan a consolidar la posición del operador dominante”. Entre estas barreras, la no aplicación del marco normativo vigente o las “técnicas o económicas” ya que construir un tanatorio “exige una inversión importante”.

Además, el tribunal explica que Serfutosa ha denegado el acceso al tanatorio a empresas dedicadas a la prestación de servicios funerarios “basándose en que carecían de autorización municipal para ello en Zaragoza” y que dicha conducta se ha realizado en un sector “que se encuentra liberalizado y en el que no existía alternativa de tanatorio en Zaragoza por ser el único existente en la ciudad”.

Una conducta “abusiva” que “carece de justificación” y es “contraria a derecho” que ha tenido como efecto principal “un debilitamiento de los competidores”, una reducción de la oferta de servicios funerarios que ha llevado a unos “precios potencialmente mayores”, reza la resolución.

En cuanto a la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento de Zaragoza (órgano que ha otorgado la concesión administrativa para la explotación y gestión del tanatorio de Torrero), es una cuestión que no corresponde dilucidar a los órganos de defensa de la competencia.

Respecto a la Asociación Regional de Funerarias de Aragón, el tribunal “no observa indicios de prácticas restrictivas de la competencia en su actuación ni en la de sus miembros directivos”. Eso sí, al tribunal no le deja de “sorprender” el “desconocimiento” por parte de ARFA “del marco legal regulador de la prestación de servicios funerarios que como bien indica la denunciante incidió en la liberalización del sector reconociendo entre otros aspectos relevantes la validez en todo el territorio nacional de la habilitación para llevar a cabo la prestación de servicios funerarios”.
Contra esta resolución se puede interponer un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Compartir:
Valorar este artículo