Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasEl proyecto de construcción del nuevo cementerio de Sant Antoni sufrirá un retraso

El proyecto de construcción del nuevo cementerio de Sant Antoni sufrirá un retraso

El proyecto de construcción del nuevo cementerio de Sant Antoni sufrirá un retraso

Vía: Diario Ibiza

El Ayuntamiento de Sant Antoni de Ibiza (Islas Baleares) había previsto que la construcción del cementerio de ese municipio comenzaría en abril de 2017, pero los informes técnicos podrían retrasar el inicio de la obra, hasta que se llegue a un consenso entre la empresa que redacta los pliegos de condiciones y el Consistorio para definir la licitación.

El proyecto aún está en una fase bastante inicial, según el Consistorio, por lo que por el momento solo se están habilitando las condiciones técnicas de la licitación para contratar con una empresa tanto la construcción como la gestión administrativa del camposanto.

«El proceso administrativo es bastante lento en ese sentido. Al día de hoy solo estamos recibiendo las propuestas técnicas de la empresa que está organizando los pliegos técnicos para que se adecuen a la visión de cementerio que tiene el Ayuntamiento y el que necesitamos para la población que tenemos. Como habíamos hablado en el pleno el año pasado, el nuevo cementerio es un tema urgente», explicó Fran Tienda, concejal de Cultura, Educación, Patrimonio Cultural y Nuevas Tecnologías.

Según explica Tienda, en las reuniones recientes para determinar los términos y condiciones de la construcción del cementerio, se ha estado debatiendo sobre la capacidad. «El número de nichos no lo tenemos exactamente, pero sí podemos adelantar que se está valorando que sea entre los 800 y los 1.000. El espacio final dependerá de la características técnicas que puedan surgir de los pliegos».

En el viejo cementerio
Tras la aprobación del nuevo camposanto que se construirá cerca del complejo deportivo de Can Coix, el Ayuntamiento de Sant Antoni ha añadido 74 nichos en el viejo cementerio de la localidad ´de manera preventiva´, para que en caso de que no esté listo el nuevo no haya problemas de espacio.

La primera ampliación se realizó en marzo de este año, y se añadieron 60 nuevos nichos en el cementerio de Sant Rafel, y la segunda, de 14 nichos y tres columbarios, se ha realizado en el de Sant Antoni la segunda semana de agosto.

El concejal de Cementerios de Sant Antoni, Joan Costa, dijo el pasado mes de abril que en caso de que no sean suficientes los nichos habilitados, se podría contemplar la medida de «colocar una altura más» en los nichos, pero cree no será necesario recurrir a esta fórmula. El municipio de Sant Antoni registra alrededor de 110 defunciones cada año.

Compartir:
Valorar este artículo