Actualizado: 23/10/2019
InicioNoticiasEl Cementerio del Prat de Llobregat, candidato al premio de “Mejor iniciativa medioambiental”

El Cementerio del Prat de Llobregat, candidato al premio de “Mejor iniciativa medioambiental”

El Cementerio del Prat de Llobregat, candidato al premio de “Mejor iniciativa medioambiental”

El Cementerio Municipal del Prat de Llobregat (en la provincia de Barcelona) es uno de los cuatro finalistas de la categoría Mejor iniciativa medioambiental de la tercera edición del Concurso de Cementerios de España, organizado por la revista funeraria Adiós Cultural.

El recinto, de titularidad pública y gestionado por Áltima, empresa funeraria con más de 300 años de experiencia en el sector, es el único cementerio catalán que opta al premio en esta categoría. El equipamiento de la comarca barcelonesa del Baix Llobregat compite con un proyecto global de sostenibilidad y biodiversidad, pionero en el ámbito de cementerios, que tiene por objetivo evaluar la huella de carbono del cementerio para reducir al máximo el impacto ambiental en la zona y, a la vez, implementar medidas que fomenten la flora y la fauna del delta del río Llobregat.

Para Joan Ventura, director de Cementerios de Áltima, “el cementerio del Prat representa un gran reto en el ámbito de la gestión ambiental, ya que, por un lado, está situado en una zona muy cercana al aeropuerto internacional de Barcelona y, a la vez, a sólo 300 metros de distancia de los espacios protegidos del Delta del Llobregat. Teniendo en cuenta este contexto, esta candidatura es una muy buena noticia en reconocimiento al trabajo que estamos realizando”. A diferencia de las otras tres categorías del concurso –Mejor cementerio, Mejor monumento arquitectónico y Mejor historia‐, cuyos finalistas se pueden votar vía internet a través de la página web de la revista Adiós; los proyectos que optan a Mejor iniciativa medioambiental, como el Cementerio del Prat, son elegidos exclusivamente por un jurado especializado y presidido por el naturalista y premio Global 500 de la ONU, Joaquín Araújo.

Un cementerio verde al lado del Delta del Llobregat
El delta del río Llobregat es un espacio único y protegido, aunque también amenazado por la proximidad de varias infraestructuras, principalmente la del aeropuerto de Barcelona. En esta zona es donde se encuentra el Cementerio Municipal del Prat que, para poder contribuir en la mejora del entorno en el que se ubica, está llevando a cabo diversas medidas medioambientales en el marco de un proyecto por el fomento del a sostenibilidad y la biodiversidad. Por un lado, se ha llevado a cabo un estudio para medir la huella de carbono, en colaboración con la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), que permite conocer en qué actividades del camposanto se concentra el mayor impacto en términos de cambio climático y, así, poder evaluar las mejores opciones para reducirlo.

Es el primer cementerio español que realiza un análisis de este tipo. El recinto cuenta además con la normativa medioambiental ISO 14001. Por otro lado, y con el objetivo de mejorar la biodiversidad de la zona, se está colaborando con el Consorcio por la Protección y la Gestión de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat para llevar a cabo actuaciones que impulsen la fauna y la flora propias de la zona del delta. “Nuestra voluntad es trabajar para que el cementerio pueda ser una ‘extensión natural’ de los espacios protegidos del Delta del Llobregat”, apunta Joan Ventura.

Entre las medidas que se llevarán a cabo en el recinto se halla la de potenciar la población de murciélagos –estos mamíferos son clave en el control de plagas de insectos, especialmente, mosquitos‐, búho común, lechuza, golondrina de cola blanca, golondrina común y lagartijas, todas amenazadas principalmente por el uso de plaguicidas o la proximidad de núcleos urbanos. También se realizaran plantaciones de especies herbáceas y arbustivas autóctonas del delta en varias zonas del cementerio, en especial, se fomentará la orquídea del Prat.

Roques Blanques, premio 2015 a la Mejor iniciativa medioambiental
El Cementerio Parc de Roques Blanques, ubicado en El Papiol (Barcelona), fue el ganador de la categoría Mejor iniciativa medioambiental de la edición 2015 del Concurso de Cementerios de España. Este cementerio‐ parque está gestionado por Áltima y, como el del Prat, es especialmente singular por su ubicación en plena naturaleza, en el Parque Natural de Collserola.

Roques Blanques fue reconocido por llevar a cabo iniciativas pioneras de sepulturas ecológicas en España como el Bosque de la calma y los Árboles familiares, que dan respuesta a la incineración y fomentan la plantación de árboles autóctonos mediterráneos, así́ como el uso de urnas biodegradables.

Compartir:
Valorar este artículo