Actualizado: 14/11/2018
InicioNoticiasNuevo incremento de precios en los servicios funerarios de Venezuela

Nuevo incremento de precios en los servicios funerarios de Venezuela

Nuevo incremento de precios en los servicios funerarios de Venezuela

La escasez de urnas no permite dar sepultura a los muertos en Venezuela. “Es un asunto difícil de tratar. La fabricación de urnas depende de Sidor para las láminas y la empresa está que quiebra. Eso incrementa los costos del servicio”, dijo el encargado de una funeraria en Caracas.

A eso se suma el incremento de los precios de los servicios funerarios y del entierro. Algunas funerarias suben las tarifas cada mes y medio para cubrir las pérdidas de semanas anteriores. “Nosotros deberíamos aumentar cada quince días porque tenemos menos ingresos debido a los costos, pero no podemos hacerlo tan seguido porque perdemos clientela”, indicó el encargado de una funeraria en El Paraíso.

Sus precios varían entre 250.000 bolívares y 300.000 bolívares, (25.850 a 31.000 euros). “En ocasiones no ofrecemos el servicio más económico por la falta de ataúdes de metal. Pasamos cuatro o cinco días sin ofrecerlo y perdemos clientes, pues al no tener el servicio, no lo contratan aquí”. Agregó que en agosto del año pasado las tarifas iban desde 80.000 bolívares hasta 90.000 bolívares, (8.274 a 9.307 euros) lo que representa un incremento en nueve meses de 212,5% y 233,33%, respectivamente.

El encargado de otra funeraria en el municipio Libertador aseguró que en lo que va de año se han visto obligados a subir los precios tres veces. “Los costos aumentan por el precio de los cofres, el sueldo de los empleados y el servicio de cafetería. Antes, en el desayuno trabajábamos con pan, pero ya no se puede porque no hay pan”, dijo.

La mayoría de los servicios incluye llevar al difunto hasta la funeraria, la preparación del cuerpo, la capilla para el velatorio, la cafetería y el traslado hasta el cementerio. Dependiendo de la funeraria los costos pueden llegar hasta 360.000 bolívares, (37.226 euros) lo que significa un alza de 928% desde noviembre de 2013, cuando estaba en 35.000 bolívares, (3.620 euros).

Para poder cubrir los gastos de un entierro: una parcela de emergencia, la apertura de la fosa, el derecho a entierro y la placa distintiva, en total una familia ha de pagar entre 527.754 y 637.754 bolívares, (54.574 y 65.948 euros), sin contar la lápida. Para poder cubrir esas tarifas se requieren, respectivamente, 35 y 42,3 salarios mínimos, que está en 15.051,15 bolívares, (1,556 euros) lo que representa entre tres y tres años y medio de trabajo.

Ha disminuido un 70% la fabricación de urnas por falta de materiales, especialmente las láminas de hierro pulido al frío suministradas por Sidor 928%, aumentó el costo de servicios funerarios y entierros, desde hace tres años, debido a la inflación y la escasez de productos básicos en el país.

Compartir:
Valorar este artículo