Actualizado: 14/11/2018
InicioNoticiasValoran la posibilidad de colocar cámaras y sensores en el cementerio de Pamplona

Valoran la posibilidad de colocar cámaras y sensores en el cementerio de Pamplona

Valoran la posibilidad de colocar cámaras y sensores en el cementerio de Pamplona

Vía: Noticias de Navarra

Los responsables del cementerio de Pamplona han planteado la necesidad de incrementar las medidas de seguridad para evitar que se repitan robos como el ocurrido el pasado miércoles por la noche. El administrador del cementerio municipal de San José, Jesús Salinas, confirmó que ya han expuesto alguna propuesta a la Policía Municipal -como la instalación de cámaras o sensores de movimiento- y aseguró que nunca hasta ahora se había producido un robo similar, que según los datos oficiales afectó a 46 enterramientos.

La Policía Municipal, que se ha hecho cargo de las investigaciones, ha elaborado una relación detallada de los panteones afectados, con la ubicación de cada uno de ellos y un detalle de lo que se ha podido comprobar que faltaba en las tumbas, como objetos metálicos y adornos (cruces, figuras, imágenes de Cristo o de la Virgen)

El Ayuntamiento de Pamplona se va a poner en comunicación con los titulares de los 46 enterramientos afectados. En breve recibirán una carta en la que se le pide que revisen los panteones para comprobar si se conservan todos los elementos con los que contaba. Asimismo, se les indicará la conveniencia de presentar una denuncia ante los cuerpos policiales por los hechos y por los objetos que hayan podido ser sustraídos. Para cualquier información relacionada con los panteones afectados se puede llamar al teléfono del cementerio municipal San José (948 420 998).

Por lo que se refiere al robo, agentes de la Policía Científica del CNP procedieron ayer a un análisis de la zona y de los enterramientos afectados, que se localizan en los cuadros 5, 6, 7 y 8, en el entorno de la calle San Gabriel que desemboca en el mausoleo al músico Pablo Sarasate. Por el momento se ha podido cuantificar el robo de 25 crucifijos, 16 figuras y 8 barras y pilastras, así como alguna cristalera rota y, mármoles caído o cruces derribadas.

Las primeras investigaciones no han detectado un modus operandi claro, ya que los robos se han producido en todo tipo de enterramientos y en una determinada zona del cementerio pamplonés. Los primeros datos parecen indicar que no se trata de un acto de vandalismo como tal, sino de una acción vinculada más a la sustracción de metal con el que están realizadas las figuras (bronce, principalmente).

Compartir:
Valorar este artículo