Actualizado: 24/05/2019
InicioDestacadosSíndic de Greuges y la Asociación de Empresas Funerarias de Catalunya firman un código de buenas prácticas

Síndic de Greuges y la Asociación de Empresas Funerarias de Catalunya firman un código de buenas prácticas

Síndic de Greuges y la Asociación de Empresas Funerarias de Catalunya firman un código de buenas prácticas

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha firmado con la Asociación de Empresas Funerarias de Servicios Funerarios de Catalunya un código de buenas prácticas para evitar que los derechos de los usuarios puedan ser dañados. En declaraciones a los medios tras la firma del código, Ribó ha asegurado que es un código de 20 principios que evidencian que el servicio funerario es básico, público y universal y que existen unos derechos básicos a mantener.

Ribó ha asegurado que la institución ha recibido quejas de usuarios de las funerarias como la escala de precios, la insatisfacción con la atención, la falta de información y la no profesionalización, y que el código quiere “subsanar” derechos básicos que se pueden dañar siguiendo el modelo que se firmó con la administración en 2009.

Entre los principios que recoge el código figuran la consideración de la persona como titular de derechos subjetivos, velar por la profesionalización de los trabajadores, la libertad de elección, una información transparente, el respeto a las creencias religiosas y una política de precios clara y comprensible.

El Síndic de Greuges ha señalado, respecto la voluntad de establecer unos parámetros de precios cerrados, que trabajará para que se tengan en cuenta la diversidad de situaciones económicas y puedan disponer de unos precios razonables y asequibles, de la misma forma que se ha logrado en servicios básicos energéticos.

El código expone que la las empresas tienen que atender las obligaciones de prestación de los servicios funerarios que determinen las administraciones públicas, de acuerdo con lo que estipulan las ordenanzas municipales u otras normas con las personas sin recursos, a las que se tendrá que prestar un servicio funerario digno.

Otra de las finalidades del código es que sirva de orientación para resolver los conflictos que en ocasiones surgen entre los servicios funerarios y sus usuarios. El Síndic y las empresas funerarias se reunirán dos veces al año para hacer seguimiento del código, y Ribó ha asegurado que si se incumple alguno de los puntos del código “lo evidenciará, denunciará el incumplimiento a la asociación y a la administración correspondiente”.

Por su parte, la presidenta de la asociación, Ana Gassió, que ha estado acompañada en la firma por los vicepresidentes de la entidad, Joan Jesús Domingo (Mémora) y Josep Ventura (Altima), ha remarcado que es un documento que les satisface y que las empresas funerarias se comprometen a seguir, y ha subrayado que es un código que se ha aprobado por unanimidad en las empresas.

Ha afirmado que existe una Ley de servicios funerarios que establece unos principios de actuación, y ha considerado que las buenas prácticas “ya existen” en el sector.

Compartir:
Valorar este artículo