Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasAsociaciones de vecinos de Sámano presentan alegaciones contra el horno crematorio

Asociaciones de vecinos de Sámano presentan alegaciones contra el horno crematorio

Asociaciones de vecinos de Sámano presentan alegaciones contra el horno crematorio

Las asociaciones de vecinos de la localidad de Sámano, en el municipio de Castro Urdiales, (Cantabria) han presentado alegaciones a la instalación de un horno crematorio el polígono industrial del Vallegón y, entre ellas, aducen la existencia de “irregularidades” en el procedimiento y contenido del proyecto básico e “incompatibilidades” con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) municipal.

En un comunicado, han explicado que, a la vista del expediente, la funeraria Merino Díez SL pretende instalar un horno crematorio y centro de tanatopraxia con un funcionamiento estimado de ocho horas diarias y 1.100 incineraciones anuales. Las asociaciones vecinales aseguran que no están en contra de la propia instalación pero sí, entre otros factores, de su ubicación ya que, según denuncian, se encuentra a una distancia inferior a los 500 metros dictada por la normativa general de espacios, como un campo de fútbol, varias fábricas de alimentos, dos granjas, zonas de huerta y de pastos, así como numerosas viviendas.

“Consideramos que la aprobación de una licencia en estos extremos supone la instalación de una industria considerada tradicionalmente como nociva, insalubre y peligrosa en un entorno inadecuado”, han afirmado. Aluden también que se trata de una actividad “altamente contaminante y perjudicial para la salud y el medio ambiente” debido a las emisiones medioambientales y su dispersión atmosférica, así como a los posibles vertidos a través de la red de saneamiento existente que se producirán derivados fundamentalmente de las actividades de tanatopraxia y restos de la cremación (cenizas).

También sostienen que el polígono del Vallegón carece de una red de tratamiento de residuos industriales o de control de los vertidos que puedan generar las actividades de tanatopraxia. Señalan que el proyecto básico presentado “ignora deliberadamente” la normativa autonómica y general sobre ubicación de crematorios y distancias a núcleos urbanos y añaden que el PGOU municipal especifica que “no se permitirán ningún tipo de emisión de ceniza, polvo, humo o vapores ni otras formas de contaminación del aire agua o del suelo que puedan causar peligro a la salud, a la riqueza animal y vegetal a otras clases de propiedad o que causen suciedad. Las asociaciones de vecinos de esta pedanía castreña han animado a las personas que se consideren afectadas por el crematorio a que presenten alegaciones de forma individual.

Compartir:
Valorar este artículo