Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasCuatro meses después de averiarse el horno crematorio de Ciutadella, ayer volvió a entrar en servicio

Cuatro meses después de averiarse el horno crematorio de Ciutadella, ayer volvió a entrar en servicio

Cuatro meses después de averiarse el horno crematorio de Ciutadella, ayer volvió a entrar en servicio

Vía: Jordi González / Menorca info

Tras cuatro meses sin servicio de incineración en el cementerio municipal de Ciutadella de Menorca (Islas Baleares) ayer volvió a entrar en funcionamiento el horno crematorio, una vez se ha reparado la avería. El concejal de Servicios Urbanos de Ciutadella, Joan Salord, asegura que desde que se detectó la avería el pasado 18 de noviembre han surgido diversas complicaciones.

En primer lugar, la falta de liquidez para adjudicar las obras a finales de año, y después por que se trata de un tipo de «reparación que no es habitual», lo que ha hecho que tengan que venir técnicos especializados de la Península para solventar la avería. Las obras para reparar el horno empezaron hace dos semanas.  El trabajo ha consistido en la construcción de una pared posterior del horno y en la reparación del refractario de la cámara de postcombustión. El coste para reparar el crematorio de Ciutadella asciende a 27.000 euros.

Los trabajos  culminaron el martes de la semana pasada, pero tras las obras el horno tenía que estar en reposo al menos 48 horas, antes de iniciar las pruebas de calentamiento para confirmar que el crematorio funcionaba con normalidad. Dichas pruebas se realizaron entre el lunes y el martes de esta semana. Una vez comprobado que el horno funcionaba sin problemas, los técnicos dieron el visto bueno para que el crematorio pudiera volver a entrar en funcionamiento.

El pasado miércoles, el Ayuntamiento ya informó a las funerarias que a partir de ayer, ya podía volver a ofrecer el servicio de incineración en el cementerio de Ciutadella. Durante estos cuatro meses en los que Ciutadella no ha contado con este servicio funerario, las familias que querían incinerar a sus difuntos se han tenido que trasladar al crematorio de Maó, (Mahón) asumiendo un sobrecoste de unos 120 euros por servicio.

Compartir:
Valorar este artículo