Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasEl turismo masivo deteriora el cementerio colgante de Sagada en Filipinas

El turismo masivo deteriora el cementerio colgante de Sagada en Filipinas

El turismo masivo deteriora el cementerio colgante de Sagada en Filipinas

El turismo incontrolado está poniendo en peligro el valioso patrimonio de Sagada, (provincia de La Montaña, Filipinas) una pequeña localidad del norte de Filipinas donde los antiguos nativos daban sepultura a sus muertos en tumbas y ataúdes colgantes.

En los últimos años, numerosos incidentes han deteriorado los atractivos turísticos del pueblo: desde robos de objetos sagrados, sesiones de fotos en zonas protegidas, desperdicios que los turistas o constantes chillidos de los visitantes en lugares donde yacen los antepasados.

“Hacemos lo que podemos para tratar de proteger toda nuestra herencia cultural y la naturaleza que nos rodea, pero a veces el número de visitantes que llega es tal que nos es imposible”, asegura April Castro, de la Oficina de Turismo de la localidad.

Además de lagos, cascadas, bosques, cuevas y terrazas de arroz, Sagada es un importante reclamo turístico en Filipinas por sus “ataúdes colgantes”, donde los nativos daban sepultura a sus muertos y que se conservan hasta nuestros días.

Según los historiadores, el objetivo de estas singulares tumbas, que están suspendidas en los imponentes acantilados de Sagada, era dar libertad al alma del fallecido para subir con facilidad al cielo.

Pero Sagada, lo que hasta hace poco era un lugar donde mostrar el respeto por la cultura y las tradiciones ancestrales, se ha convertido en un espacio caótico, ruidoso y abarrotado de gente.

“Hasta hace dos o tres años, uno venía aquí a ver los ataúdes colgantes y estaba con un puñado de personas. Ahora mira en qué se ha convertido esto”, dice una de las guías oficiales, Limay Quiore, mientras señala al barullo de personas armadas con cámaras y móviles.

Compartir:
Valorar este artículo