Actualizado: 26/11/2021
InicioNoticiasLas obras de mejora en el cementerio de El Carmen de Valladolid ascienden a 390.000 euros

Las obras de mejora en el cementerio de El Carmen de Valladolid ascienden a 390.000 euros

Las obras de mejora en el cementerio de El Carmen de Valladolid ascienden a 390.000 euros

Vía: J.C. Asua / Norte Castilla

El cementerio de El Carmen de Valladolid se someterá este año a un profundo y necesario lavado de cara. Los presupuestos municipales consignan una partida de 390.000 euros para paliar el mal estado de algunas zonas del camposanto. Los hundimientos detectados en los pasillos que discurren entre tumbas y panteones obligan a acometer una intervención urgente para que el deterioro no vaya a más.

La zona afectada por los trabajos es importante. Sobre un área total de treinta hectáreas, se trabajará en una extensión de 4,4, lo que supone el 14% de la superficie de la principal necrópolis de la ciudad, con más de 40.000 unidades de enterramiento y cerrada ya a la construcción de nuevos nichos por su saturación. Los problemas en los canales de circulación que rodean las tumbas se concentran en la parte izquierda del cementerio, la más próxima a la avenida de Santander, y en algunos puntos son claramente apreciables.

María Sánchez, la concejala de Medio Ambiente y responsable de la empresa Nevasa, sociedad mixta junto con FCC, participada mayoritariamente por el Ayuntamiento de Valladolid, explica que la obra será compleja porque habrá que trabajar en las galerías interiores de los cuadros de enterramiento (áreas en las que se agrupan varias sepulturas) «de forma manual, sin posibilidad de utilizar medios mecánicos y con extremo cuidado para no alterar la estructura de las tumbas y los panteones». Esta razón obligará a los operarios a actuar con especial delicadeza en un espacio muy sensible para las familias que tienen a los suyos descansando en paz en el cementerio de El Carmen.

Las deficiencias se recogieron en un informe elaborado en 2014 y hasta el momento se han realizado reparaciones puntuales. Ahora se trata de una obra mucho más ambiciosa y que conllevará una cuantiosa inversión para las arcas municipales. Según explican los técnicos, los trabajos se desarrollarán en las galerías interiores que hay entre las tumbas y sobre el pavimento que hay sobre estos túneles y que rodea a las unidades de enterramiento. En estos cuadros hay patologías que se producen con carácter general, como el desprendimiento del material cerámico en las bóvedas de las galerías y la falta de armadura de reparto.

Compartir:
Valorar este artículo