Actualizado: 09/04/2020
InicioDestacados¿Es posible emprender otras vías de negocio en el sector funerario?

¿Es posible emprender otras vías de negocio en el sector funerario?

¿Es posible emprender otras vías de negocio en el sector funerario?

Cualquier homenaje es poco para conmemorar la muerte de una persona querida. El mayor deseo es que descanse en paz y tenga una despedida como se merece. Existen los entierros o funerales en los que se le da el último adiós a ese ser querido. Sin embargo, pocos son los eventos que se realizan cuando se trata de incineraciones. Yatri, empresa española, nació con el objetivo de crear un homenaje póstumo a estas personas.

Mediante aeronaves o transportes en embarcaciones de vela, Yatri transporta, coordina, gestiona los permisos y sobre todo personaliza los eventos a los familiares hasta el sitio en el que desean dejar las cenizas. Hablamos con su director, Juan Antonio González.

¿Cómo se emprende en un sector delicado, como es el vuestro? Con una idea que trata de cubrir una necesidad, para romper con la monotonía que son aún los funerales y que además parecen cadenas de producción. Se emprende para ofrecer al público en general, para despedirles cuando nos dejan, con el respeto, la emoción y la personalización de su momento con una y única oportunidad, cumpliendo la voluntad de las personas que han decidido ser incineradas y que no quieran que su “hasta luego” sea, frio, rápido, insensible, sin personalidad y a por el siguiente.
Ofrecemos emoción, sentimiento y rigor, para paliar el dolor de la despedida y que en nuestro recuerdo les mantengamos vivos pero sin tristeza, eso está demostrado ayuda a sobrellevarlo mucho mejor.

¿Cómo debe plantearse la captación de clientes en este tipo de modelos de negocio? El camino lógico sería a través del sector funerario, las compañías de seguros, ya que estos son los que tienen la información de los fallecimientos casi al instante, y en vida, por la “decisión de últimas voluntades”.
En España, no nos encontramos con el apoyo necesario, ya que el negocio no les requiere ningún esfuerzo para dar sepultura, o incinerar a los difuntos. Además el sector que facturó en 2014 más de 1.600 millones de euros, con algo más de 490.000 servicios, y de los cuales aproximadamente el 35% fueron incineraciones.
Los servicios que se ofrecen por colaboradores directos y principalmente por los testigos presenciales, que es la fuente principal de alimentación para la empresa, “calidad en los servicios, más clientes satisfechos” llegan principalmente por la localización en internet y ahora llegan muchos mas por los que han sido testigos directos, asistentes a los que realizamos en todo el mundo.

¿De dónde surgió la idea? De un paseo por la playa, donde vi una pequeña avioneta que lanzaba publicidad por la ventanilla. Investigué y pude comprobar que nadie en todo el mundo ofrece de forma profesional estos servicios, que resuelven a la familia y dan alternativas a petición de la persona fallecida o de sus familiare.

¿Cuáles serán los próximos pasos de la compañía? Presentaremos en breve una ampliación de servicios y a muy corto plazo con presencia en México, y más adelante está previsto abrir representación en EE.UU. Poco a poco vamos demostrando que damos respuesta a una necesidad que hoy es una gran desconocida por la falta de apoyo del sector.

¿Qué acogida tienen este tipo de servicios en España? Por lo comentado anteriormente, tan solo el 7% de los servicios en 2015 se han prestado en España, el resto en 23 países. Aquí la tradición, el desconocimiento, tanto de la legislación que prohíbe deshacerse de las cenizas en cualquier lugar y el “quitarse el problema cuanto antes”, hace más complicado el penetrar.
Si el sector funerario quisiera difundirlo, el problema de los vertidos de las cenizas en cualquier lugar, podía evitarse que incluso se contaminasen lugares de los que pueden afectarnos a toda la población, y por supuesto la solución no es que no salgan del recinto como se esta proponiendo, ya que es coartar la decisión de quienes de forma controlada y legalmente deciden que sus cenizas puedan generar vida con plantación de un árbol que nos aportará además oxígeno, que descansen en el mar, donde sintió en vida ese remanso de paz o que obtuvo tan buenos trofeos de pesca, o desde el aire, en ese lugar de tan difícil acceso que le emocionó contemplar, etc.

Compartir:
Valorar este artículo