Funsegur
Actualizado: 30/06/2022
InicioArtículosLa factura de las defunciones de 2014 alcanzó los 23 millones de euros

La factura de las defunciones de 2014 alcanzó los 23 millones de euros

La factura de las defunciones de 2014 alcanzó los 23 millones de euros

Vía: Autor: Miguel Allende / Ideal Granada

La carga emotiva que tiene para cualquier persona la pérdida de un ser querido, el estado de shock en los casos más dramáticos, no puede ocultar otra no menos pesada como es la crematística. Es decir, tener que hacer frente al coste económico que supone hoy en día un entierro y todos los servicios que acompañan al mismo. Un problema añadido a los casos en los que la economía de las familias del finado es precaria.

El coste de un servicio funerario básico en la provincia de Granada, que incluye todos los servicios propios que conlleva dar sepultura o incinerar a la persona fallecida junto con todo el ‘papelo’ administrativo ronda en estos momentos los 3.000 euros. Prescinde de cualquier lujo y en el caso del cementerio de San José, en la ciudad de Granada, garantiza el enterramiento por cinco años, transcurridos los cuales la familia habrá de decidir si mantiene las mismas condiciones del nicho o no.

Emucesa, la empresa que gestiona los servicios del cementerio granadino y que también intermedia como cualquier otra funeraria de la provincia, estima que un servicio básico completo en estos momentos tiene un precio de 2.495 euros al que hay que sumar el IVA, con lo que el resultado total llega a los 3.019 en el caso del enterramiento tradicional. Para las cremaciones y con el mismo nivel de prestación de servicio, el coste se sitúa en 2.501 euros que con el correspondiente IVA alcanza los 3.027.

El gerente de Emucesa, José Antonio Muñoz, indica al Ideal que el importe de las tarifas del servicio de funeraria que presta su empresa y que entró en funcionamiento en enero de 2014, se encuentra por debajo de las restantes compañías que trabajan en la capital. «Trabajamos con una economía de escala que nos permite ajustar los precios por razones obvias, pero la media suele rondar estas cantidades porque los costes son los que son en cualquier punto de la provincia», afirma en este punto Muñoz.

Monto total
Para tener una idea aproximada de lo que ha supuesto la factura de las defunciones ocurridas en una provincia como Granada, basta con aplicar al número de fallecimientos el citado coste medio antes mencionado. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos al cierre del pasado año, computan un total de 7.673 personas que son las que murieron en la provincia de Granada. Si le aplicamos ese coste medio de 3.000 euros para un enterramiento o cremación tipo, incluidas gestiones administrativas, trámites sanitarios, féretro y transporte funerario, entre otras cuestiones, el montante total alcanzó los 23 millones de euros.

La citada cantidad no incluye los servicios o productos que pequeñas empresas o autónomos prestan a los familiares en estos casos. Tales como los puestos de flores o quienes se dedican a la limpieza de nichos o tumbas, por citar tan solo los más conocidos. En algunos casos, no tienen control ni por parte de los propios responsables de los camposantos ni por los ayuntamientos. Su facturación es en este caso imposible de cuantificar.

Compartir:
Valorar este artículo