Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasEstudio del Instituto IPSOS: El 51% de los franceses se inclina por la incineración, ante un 15% de 1995

Estudio del Instituto IPSOS: El 51% de los franceses se inclina por la incineración, ante un 15% de 1995

Estudio del Instituto IPSOS: El 51% de los franceses se inclina por la incineración, ante un 15% de 1995

El otoño con su paisaje de la melancolía se apodera de la campiña y de las ciudades francesas, pero sobre todo de las mentes de sus habitantes. Todo indica que se acerca a pasos agigantados el Día de los Difuntos, momento ideal para la reflexión sobre lo inevitable de la muerte.

Los franceses piensan con intensidad en su propio funeral o el de sus familiares. Y se plantean la cuestión: ¿optar por la inhumación o la incineración? Ambas fórmulas se reparten de manera equitativa, pero la cremación le gana terreno al entierro. De acuerdo con un estudio del Instituto IPSOS, 51% de los franceses se inclina por la incineración, frente a un escaso 15% en 1995.

IPSOS es una compañía independiente que se dedica a una única actividad: la investigación de mercado basada en encuestas.

Hace apenas 35 años en Francia no existían hornos crematorios, hoy funcionan ya 167 crematorios, uno por cada 407 mil habitantes. Llama la atención el destino de las cenizas funerarias decidido por los que eligen la incineración. Los ateos (70% de ellos) desean esparcirlas en el mar o en la montaña. Los creyentes (52%) prefieren conservarlas en el cementerio.

Sorprendentemente, aumenta la preferencia por la inhumación entre los jóvenes. Seis de cada diez franceses de menos de 35 años querrían ser enterrados, esto representa un incremento del 6% respecto al año 2013 dentro de esta categoría de edad. En contraste, crece rápidamente el número de personas mayores de 60 años que privilegian la cremación (57%, 14 puntos más que en 2008).

Mucho menos asombroso es el dato en torno a los ritos funerarios elegidos por los creyentes y practicantes. La inmensa mayoría de ellos, un 80%, optan por entierro que conviene más, según ellos, a la dignidad del cuerpo. Entre los católicos el movimiento crematorio no pega. De hecho, el número de los creyentes partidarios de la sepultura aumenta deprisa, ha avanzado un 5% en menos de dos años.

¿Por qué tanta gente privilegia la cremación? Una de las razones son los gastos. El funeral tradicional cuesta en promedio 3.785 euros, mientras que la cremación 2.375 euros.

Compartir:
Valorar este artículo