Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasLa consejería de Salud de las Islas Baleares otorga más valor a un curso de tanatopraxia organizado por el SOIB

La consejería de Salud de las Islas Baleares otorga más valor a un curso de tanatopraxia organizado por el SOIB

La consejería de Salud de las Islas Baleares otorga más valor a un curso de tanatopraxia organizado por el SOIB

Vía: J.F. Mestres / Diario de Mallorca

La conselleria de Salut del Govern balear está dando más valor a un curso de tanatopraxia que organiza el SOIB, (Servei d’Ocupació de les Illes Balears), que a un título de esta especialidad que coordina la Universidad de Barcelona. Mientras que la formación universitaria la dirige un médico que pertenece a la cátedra del departamento de medicina legal de la facultad de Medicina, con la categoría de postgrado, el curso que organiza el Servicio de Ocupación de las Illes Balears (SOIB) lo imparte el propietario de la funeraria de Manacor, donde precisamente se realizan las clases. Este profesor, en ningún caso, cuenta con la licenciatura de medicina.

La tanatopraxia es una especialidad poco conocida. Se trata de la enseñanza de las técnicas que deben aplicarse para la conservación de los cadáveres, que incluye la higiene, la reconstrucción e incluso el embalsamiento de los cuerpos sin vida. La normativa nacional exige que el personal no médico que trata con los cadáveres disponga de esta titulación especial para poder desarrollar esta tarea, pero en Mallorca apenas se aplica porque son pocos los que disponen de esta especialidad. De hecho tradicionalmente han sido los mozos de funeraria los que se han encargado de preparar los cadáveres antes de entregarlos a la familia. Sin embargo, esta profesión se ha convertido en una especialidad, que precisa unos amplios y específicos conocimientos.

En Mallorca hay muy pocas personas que disponen de este título y, además, se da la circunstancia que la mayoría de estos titulados están en estos momentos en paro. Estos especialistas han conseguido esta formación tras superar un curso organizado por la Facultad de Medicina de Barcelona, que ha durado prácticamente dos años. Un curso que consta de una parte teórica, con un amplio temario, y una parte práctica, que consistía principalmente en la atención de cadáveres.

Una de las alumnas que cuenta con este título en tanatopraxia solicitó a la conselleria de Salut del Govern que reconociera esta formación específica. Sin embargo, Salut ha rechazado la propuesta. En una resolución que firma el actual director general de Salud Pública y Consumo, tras analizar la documentación, en la que figuran los certificados que firma el profesor titular de esta especialidad, se concluye que la formación impartida por la Universidad de Barcelona en tanatopraxia no es una titulación oficial. Es más, no lo considera un título oficial universitario. Sin embargo, el director general sí reconoce el curso que organiza el SOIB, que dirige el dueño de una funeraria privada, y le aconseja que se apunte. La mujer intentó apuntarse a este curso subvencionado, pero no fue finalmente aceptada.

Compartir:
Valorar este artículo