Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasHay unos meses al año que el tanatorio de San José de Granada no puede cubrir la demanda en salas de vela

Hay unos meses al año que el tanatorio de San José de Granada no puede cubrir la demanda en salas de vela

Hay unos meses al año que el tanatorio de San José de Granada no puede cubrir la demanda en salas de vela

Vía: Ángeles Huertas / 20 minutos

El pasado 13 de mayo, Antonio tuvo que esperar hasta las 11.00 h para tener una sala en la que poder velar a su madre en el cementerio de San José de Granada. “Falleció a las 4.00 h, pero nos dijeron que estaban llenos y que teníamos que aguardar a que uno de los espacios quedara libre. Como nosotros había otras dos familias”, explica el afectado a 20minutos.

El cadáver de la fallecida se quedó en una cámara frigorífica y ellos se fueron a casa hasta el día siguiente. “La sensación fue horrible porque no queríamos dejar a nuestro ser querido solo”, lamenta. “Esta situación desgraciadamente es habitual en Granada”, según afirma Antonio Pesquera, director general de Emucesa (empresa que gestiona el tanatorio).

En el cementerio hay 10 salas para atender a los entre 2.200 y 2.300 fallecimientos que se producen al año en la capital. Sin embargo, el espacio se ha quedado pequeño. “Este invierno, con la gripe, el número de fallecidos en enero ha sido de 281, frente a los 195 de 2014 (86 personas más)”, explica. La subida del 44% “saturó las instalaciones”, dice el responsable. Las cifras de febrero reflejan otro aumento: se pasó de los 181 fallecidos en 2014 a los 217 de este año. Y también las de marzo: de 201 en 2014 a 226 este año.

Las diez salas no son suficientes, porque en el momento que hay más de 5 fallecidos al día (5 que entran y 5 que salen) ya tenemos problemas y debemos decir a los familiares que esperen en algunas ocasiones hasta 8 o 10 horas”, dice Pesquera. La alternativa es velar al familiar en algún pueblo y enterrarlo en San José, “con el desasosiego que eso supone en un momento tan delicado”, añade.

Emucesa quiere ampliar las instalaciones con 6 salas más, pero aún no ha logrado el permiso para las obras. “En enero hemos tenido días de 20 personas para velar y ha sido muy difícil dar servicio”, explica Pesquera. “Hay que terminar con esta situación porque es una necesidad, no un capricho”, añade. “Creemos que la ampliación del cementerio está sujeta a la aprobación por parte de la Alhambra”, dice. Y añade que esperan que al haber pasado ya las elecciones, “la cosa se calme y se tome conciencia del problema”

Compartir:
Valorar este artículo