Actualizado: 26/07/2021
InicioDestacadosTellmebye gestiona la ‘herencia digital’ y se ha convertido en un puntal para las empresas funerarias mexicanas

Tellmebye gestiona la ‘herencia digital’ y se ha convertido en un puntal para las empresas funerarias mexicanas

Tellmebye gestiona la ‘herencia digital’ y se ha convertido en un puntal para las empresas funerarias mexicanas

La empresa española Tellmebye, que ofrece una forma para que el usuario guarde su ‘herencia digital’ hasta su muerte, se ha convertido también en un socio estratégico de las empresas funerarias en México. Esta empresa española ha relacionado la cantidad de información en soporte digital que generamos a lo largo de nuestra vida con la necesidad de tener esos datos, muchos de ellos sensibles o confidenciales, almacenados en un lugar seguro y disponibles para personas de confianza en caso de muerte del titular.

“Lo que ofrecemos al usuario es una ‘caja’ digital en la que puede meter lo que quiera. Ese archivo de contenidos queda ahí, y el usuario puede decidir quiénes podrán acceder a ese contenido”, explica el fundador de Tellmebye, Carlos Jiménez. Cada usuario designa lo que denominan un “albacea digital”, que es el encargado de notificar al sistema el fallecimiento.

Muros del recuerdo y documentos legales
El sistema se basa en un modelo freemium en el que la versión libre ofrece un almacenamiento limitado (2GB de contenido) y la de pago incrementa ese espacio hasta los 5 GB. Tienen además otras posibilidades relacionadas con el momento del fallecimiento.

“También ofrecemos lo que se llama un muro del recuerdo o memorial wall. Cuando fallece la persona establecemos una zona donde la gente puede entrar a despedirse, dejar sus pésames o condolencias en formato digital, subir fotografías… Casi nadie utiliza ya los libros de pésame. Nosotros damos la posibilidad de que en lugar de poner ese libro pongan un código QR o NFC, o una dirección web”, explica Jiménez sobre esta característica, que forma parte de la opción de pago.

Por otra parte, Tellmebye también ofrece de forma gratuita un modelo fácil de rellenar de un testamento vital o documento de voluntades anticipadas. Este documento legal puede ser cumplimentado a partir del modelo de la web, para que luego el usuario lo presente ante un notario oficial o en un hospital, de manera que tenga validez legal.

Carlos Jiménez está convencido de que el futuro de los testamentos va a incluir también formatos de “testamento digital” en el que sistemas como el de Tellmebye van a ser imprescindibles para colectivos como los abogados y notarios; por los cuales asegura que están siendo asesorados para realizar esta actividad.

Una necesidad sin respuesta
Carlos Jiménez arrancó con Tellmebye después de conocer el caso de una amiga cercana que sufrió un cáncer y falleció. “Empecé a pensar qué haría yo en su lugar, cómo le dejaría escrito a mis hijos ciertas cosas, documentación, asuntos importantes. Así fue como nació Tellmebye; me puse a buscar herramientas y no había nada. Se me ocurrió que mi amiga hubiera necesitado una herramienta así”, explica.

El fundador de Tellmebye tiene, además, una empresa de mantenimiento tecnológico, aunque durante los últimos seis meses se ha dedicado a tiempo completo a este proyecto. Tienen más de 10.000 usuarios, la mayoría del modelo gratuito, y en cuatro años ha realizado una inversión de 65.000 euros propios, con una inyección muy reciente de 60.000 más por parte de un socio capitalista.

El salto a México
La compañía española ha dado recientemente el salto al otro lado del Atlántico para operar en México, aunque en unas condiciones particularmente distintas y que esperan exportar a España en muy poco tiempo. En este caso, lo que han hecho es establecer acuerdos con las empresas funerarias, que utilizan sus servicios en sus lugares de responso.

“Hemos creado una herramienta donde ellos pueden publicar obituarios y un sistema de comercio electrónico para el sector funerario. Prácticamente fueron las funerarias mexicanas las que nos pidieron la herramienta”, explica Jiménez.

De esta forma los establecimientos del grupo funerario mexicano Sowilo tienen a su disposición el servicio de obituarios y muros del recuerdo, así como pueden regalar a sus clientes una cuenta en Tellmebye para gestionar la herencia digital. “Al ser las funerarias las que crean los obituarios, ellas mismas son las que certifican la defunción”, aclara Carlos Jiménez.

Por otra parte, con el sistema de comercio electrónico que ofrecen, las funerarias pueden vender coronas, flores, urnas, incluso hacer donativos; algo muy habitual en México, según explica el fundador de Tellmebye. Este sistema integrado para funerarias ya está en disposición de ser implementado en España, para lo cual están estableciendo contactos con empresas del sector en nuestro país.

Compartir:
Valorar este artículo