Actualizado: 23/09/2020
InicioNoticiasInauguran el Jardín de Noega, un hermoso vergel en el que se encuentra el tanatorio

Inauguran el Jardín de Noega, un hermoso vergel en el que se encuentra el tanatorio

Inauguran el Jardín de Noega, un hermoso vergel en el que se encuentra el tanatorio

Vía: Lucía Ramos / El comercio

En el recién inaugurado Jardín de Noega, en la ciudad de Gijón, los árboles se convierten en guardianes y acompañantes en uno de los momentos más difíciles de la vida: la muerte de un ser querido. Lo harán de forma física, desde el centenario vergel en el que se encuentra este particular tanatorio, y también de forma simbólica desde los lienzos que el pintor asturiano Fernando Fueyo está creando para adornar sus cinco salas.

Situado junto al parque del Lauredal, en la emblemática finca de Bango, el nuevo proyecto de Funerarias Noega abrirá sus puertas al público en las próximas semanas con una amplia variedad de servicios que van desde los más tradicionales hasta aquellos que incorporan las tecnologías más punteras, como las memorias virtuales o la retransmisión de funerales en ‘streaming’.

«Este es un proyecto que viene de largo y en el que invertimos muchísima ilusión por hacer algo nuevo y distinto. Nos enamoramos de esta finca el primer día que la vimos, pues es un lugar que invita al sosiego, a la tranquilidad», señaló el consejero delegado de Funerarias Noega, José Ramón Álvarez, quien explicó que el Jardín «ofrece nuevas alternativas sin dejar de lado lo tradicional». Unas alternativas, destacó, a las que tendrá acceso todo el mundo, pues en la finca se podrán oficiar todo tipo de funerales, no sólo cristianos, y sus precios serán ajustados.

El Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, fue el encargado de inaugurar el Jardín de Noega, en Jove, cortando la cinta que, simbólicamente, cerraba sus puertas y bendiciendo posteriormente el nuevo espacio. «En este precioso entorno será más agradable dar el último adiós», apuntó el Padre Ángel, quien hizo hincapié en que «este lugar no es un tanatorio, sino un jardín, algo mucho más bonito y donde se vivirán experiencias nuevas, quizás únicas». Hacer más fáciles las despedidas a quienes tienen «el corazón desgarrado por la pérdida de un ser querido», añadió, también es «trabajar por un mundo mejor, y merece la pena».

El religioso quiso además recordar a «los cientos de inmigrantes que recientemente perdieron la vida en el Mediterráneo y a quienes no se hizo ningún funeral de Estado», así como a las «víctimas, heridos y familiares del terremoto de Nepal», hacia donde partió unas horas después.

Palomas blancas
Un recorrido por el Jardín de Noega y una serie de conferencias acerca de cómo se acometió la recuperación del histórico espacio y de qué pueden aportar las nuevas tecnologías al ámbito funerario dieron paso a la actividad central de la jornada de puertas abiertas con que se quiso inaugurar el nuevo tanatorio: la ‘Ceremonia del Recuerdo’. En torno a las 19.30 horas los allí congregados procedieron a ‘liberar’ varias palomas blancas de papel que, preñadas de semillas, alzaron el vuelo hacia el cielo en memoria de aquellos que ya no están.

Compartir:
Valorar este artículo