Actualizado: 19/09/2020
InicioCuriosidadesEn el cementerio construido para los aficionados del equipo de fútbol del Hambugo sólo descansan siete difuntos

En el cementerio construido para los aficionados del equipo de fútbol del Hambugo sólo descansan siete difuntos

En el cementerio construido para los aficionados del equipo de fútbol del Hambugo sólo descansan siete difuntos

Vía: Dw.de

Desde el momento de su presentación, en el 2008, el proyecto del cementerio para los aficionados del equipo de fútbol Hamburgo S.V. de Alemania, se ocupó de todos los detalles posibles para satisfacer a su “clientela”. En el camposanto los colores blanco y azul del club dominan el paisaje, y el área escogida para ser el último albergue de los seguidores del tradicional equipo del puerto está al lado del estadio. Basta cruzar una calle para cambiar la paz eterna por la emoción del fútbol.

Al ser inaugurado, el cementerio ofreció un espacio para 300 tumbas que podía ser ampliado a 500. Hoy, tras siete años de funcionamiento, apenas se han ocupado siete de ellas. El promedio de un sepelio por año se ha intentado explicar de muchas formas: quizás las expectativas fueron más grandes que la realidad; probablemente los hinchas del Hamburgo tienen una expectativa de vida más larga que la de muchos otros; o simplemente el amor de los aficionados por el equipo no es tan grande como para llevárselo a la eternidad.

Bonito y desocupado
Lo que sí está claro es que definitivamente el desinterés del público por ser enterrado en el cementerio del Hamburgo no puede obedecer a razones estéticas. En el 2010, cuando después de casi tres años de haber sido inaugurado allí solo reposaba el cuerpo de un aficionado, el camposanto recibió en Alemania el premio como el más bello en la categoría “recintos temáticos”, que anualmente entrega Taspo, la revista del gremio de los jardineros.

Pese a la distinción, que reconoció la especial decoración del cementerio con su portón en forma de arco -conservando las medidas oficiales-, y el diseño de dimensiones similares a una cancha, con tribunas a su alrededor, pasaron casi tres años más antes de que la solitaria tumba ocupada hasta el 2013 recibiera compañía en su paz eterna.

El cementerio de los aficionados en Hamburgo era hasta hace un par de años un recinto bonito, pero desocupado. Comparativamente esto ha cambiado recientemente pues desde el 2013 se registra un “boom” en la demanda de sepulcros. Tanto el año pasado, como el anterior, los entierros de aficionados del Hamburgo ha aumentado considerablemente. En ese periodo se han registrado seis de los siete sepelios que han tenido lugar hasta ahora.

Los costos del “más allá”
A primera vista resulta paradójico que haya solo siete tumbas en el cementerio de uno de los clubes de mayor arraigo y tradición en Alemania, el mismo que semana a semana lleva a más de 57.000 aficionados al estadio. Especialmente curioso es también que esa gran afluencia del público a los partidos del único equipo que siempre ha jugado en la primera división de la Bundesliga fue determinante para que los impulsores del camposanto hicieran realidad una idea que en Alemania no tenía antecedente.

La ausencia de los difuntos podría tener una estrecha relación con los costos de partir al “más allá” portando el emblema del Hamburgo. Estar enterrado bajo el escudo del club de la Bundesliga no es barato: las tumbas, en arriendo por un periodo de 25 años, cuestan por urna casi 7.000 euros en su versión sencilla y 12.000 si es doble. Si el sepelio es con ataúd, el espacio es aproximadamente 500 euros más costoso.

Compartir:
Valorar este artículo