Actualizado: 21/09/2020
InicioNoticiasEl cementerio de Catabois continua su ampliación pero ya no dispone de nichos libres

El cementerio de Catabois continua su ampliación pero ya no dispone de nichos libres

El cementerio de Catabois continua su ampliación pero ya no dispone de nichos libres

Vía: Rocío Pita Parada / La Voz

En el cementerio municipal de Catabois de Ferrol (La Coruña) ya no quedan nichos libres para poder atender eventuales necesidades. Y por «claras razones de interés general y público» el gobierno local ha decidido incorporar al uso doce huecos de la nueva fase que aún está en construcción y pendiente de entrega.

La necesidad de espacios para enterramientos no es nueva en el camposanto ferrolano. Y por ello, en los últimos años se vienen levantando nuevos bloques de nichos, a razón de 120 por contrato. El último de ellos está todavía en ejecución. Se inició a mediados de octubre, con un plazo de dos meses para tenerlos terminados.

Pero a principios de diciembre, la empresa adjudicataria, Prace Servicios y Obras SA, solicitó al Concello una prórroga de los trabajos hasta el 9 de enero. Fundamentó la petición en la «inestabilidad climatológica» de las semanas anteriores, lo que impidió, alegó, que se ejecutase el revestimiento de pintura plástica, que necesita de días de buen tiempo para su secado y correcta ejecución.

La prórroga fue concedida por el ejecutivo local al considerar que el retraso se debía a causas no imputables al contratista. Pero dejó al cementerio de Catabois en una complicada situación, que fue objeto de una junta de gobierno local extraordinaria, celebrada al día siguiente, el pasado 16 de diciembre.

Allí se dio cuenta, según recoge el acta, de que «en la actualidad en el cementerio de Catabois no existen nichos disponibles». Por ello, y para atender los casos que puedan surgir mientras no se pone en servicio, el Concello decidió ocupar de forma efectiva las obras correspondientes al 10 % de los nuevos huecos, una docena en total, para «ponerlas en servicio para el uso público.

Para ello se han elegido los doce nichos de las cuatro columnas más próximas a los ejecutados con anterioridad a la realización de las obras actuales en la fachada sur. El concejal de Servicios, Borja Carro, justificó esta recepción parcial como «previsión» para atender «posibles o futuras» necesidades. No obstante, es consciente de que dada la demanda existente tampoco estos 120 serán suficientes. Por ello, asegura que a principios del 2015 encargará una nueva valoración para contratar la construcción de una nueva fase.

La solución definitiva a la exigua capacidad del camposanto municipal pasa por una ampliación de la que se habla desde hace años, aunque la compra de los terrenos continúa bloqueada.

Compartir:
Valorar este artículo