Actualizado: 14/12/2018
InicioNoticiasEn 2015 comenzará la ampliación del cementerio municipal de Plasencia

En 2015 comenzará la ampliación del cementerio municipal de Plasencia

En 2015 comenzará la ampliación del cementerio municipal de Plasencia

Vía: Raquel Rodríguez / El Periódico Extremadura

La ampliación del cementerio de Plasencia (Cáceres) en el sentido de poder construir más nichos, es una asignatura pendiente del gobierno municipal, que lleva tiempo negociando con Iberdrola el soterramiento de al menos una de las dos torres eléctricas que sobrevuelan el camposanto, lo que, por ley, impide al construcción de nichos nuevos. Pero la previsión municipal es que el acuerdo con la compañía eléctrica, y el consiguiente soterramiento, se produzca el próximo año.

Según los cálculos del concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla, esta medida permitiría construir hasta 600 nichos nuevos en el cementerio de Santa Teresa, lo que, según la media de enterramientos actuales, alargaría la vida del camposanto otros seis años.

El ayuntamiento consideraba que lo más razonable era aprovechar la obra del Arroyo Nieblas, que discurre por las traseras del cementerio y ha incluido la apertura de zanjas, para soterrar al menos una de las dos líneas eléctricas actuales. Iberdrola, que estaba también a favor de aprovechar la obra del arroyo, debía presentar un presupuesto del coste de la obra, pero además había que poner de acuerdo a la Confederación del Tajo y a las empresas de esta obra. Finalmente, no se ha podido soterrar la línea, pero el concejal de Urbanismo ha adelantado que sí será posible en el 2015.

Esa es la previsión municipal. De hecho, Escanilla siempre ha considera que una de las dos se podría llevar bajo tierra “porque tiene poca intensidad”. En ese caso, ha explicado que se podrían construir tres pabellones, con entre 208 y 212 nichos cada uno. Sumarían más de 600 nichos y dado que la media de enterramientos es de unos 100 al año –no de fallecimientos que, según Escanilla podrían ser el doble, pero muchos se incineran y otros se entierran en pueblos del entorno– le darían otros seis años más de vida.

Estos vendrían a sumarse a los 304 que se han construido en dos tandas para ir alargando poco a poco la vida del cementerio y poder absorber la demanda de enterramientos.

Con todo, los concejales son conscientes de que esta es una medida a medio plazo porque al final el terreno del cementerio de Santa Teresa se va a agotar dentro de unos años. Por eso, la última solución la ha marcado el gobierno dentro del nuevo Plan General Municipal, que prevé suelo para la construcción de un nuevo cementerio en el entorno de Fuentidueñas.

Compartir:
Valorar este artículo