Actualizado: 10/12/2018
InicioDestacadosGrupo Áltima invierte 4,3 millones de euros en el nuevo tanatorio de Viladecans (Barcelona)

Grupo Áltima invierte 4,3 millones de euros en el nuevo tanatorio de Viladecans (Barcelona)

Grupo Áltima invierte 4,3 millones de euros en el nuevo tanatorio de Viladecans (Barcelona)

El pasado lunes 6 de octubre ha tenido lugar la inauguración del primer tanatorio de Viladecans, (provincia de Barcelona). El nuevo equipamiento, construido y gestionado por el grupo Áltima, ha supuesto una inversión de 4,3 millones de euros y dará servicio a los más de 65.000 vecinos. El acto ha contado con la presencia de Carles Ruiz, alcalde de Viladecans; Blai Pérez, arquitecto del proyecto; i Jordi Viñas, consejero delegado de Áltima.

Situado en la carretera C-245 s/n, junto al cementerio de Viladecans y bien comunicado con el municipio, el equipamiento funerario ofrece desde hoy un servicio más próximo a las familias, que hasta el momento se tenían que desplazar al tanatorio de Gavà.

Un equipamiento funcional, moderno y sostenible
El nuevo tanatorio de Áltima presenta un diseño contemporáneo integrado perfectamente en el terreno, que destaca por una gran estructura de hormigón perforado que cubre la parte superior de la fachada y que, a la vez, protege del sol. Este elemento, así como el hecho de que parte de la planta baja del edificio esté semisoterrado, contribuye a una gestión energética más eficiente del edificio.

El tanatorio cuenta con una superficie construida de 1.700 m² distribuidos en dos plantas. En la planta baja, se encuentran la recepción, las oficinas de tramitación, el expositor de flores y urnas cinerarias y las cuatro salas de velatorio, de 52 m² cada una, todas equipadas con baño privado y guardarropa. También cuenta  con una zona privada con dependencias destinadas al personal de servicios del tanatorio: el acceso de vehículos fúnebres, una sala de tanatopraxia y una sala de preparación para ritos musulmanes.

En la primera planta se ubica el oratorio para 132 personas sentadas, la zona de cafetería y vending, y las dependencias propias para el proceso de incineración: sala para la despedida del féretro y sala para la entrega de las cenizas, así como un área privada para uso exclusivo del personal interno del tanatorio donde se sitúa el horno crematorio. Este servicio dará respuesta a la demanda cada vez más creciente de incineración en Viladecans, que se sitúa alrededor del 42% de los servicios en la ciudad, una tendencia que aumenta en Catalunña.

 

Compartir:
Valorar este artículo