Actualizado: 11/12/2018
InicioNoticiasEl pasado 29 de julio comenzó la segunda fase de las obras de reforma del tanatorio del cementerio de Torrero

El pasado 29 de julio comenzó la segunda fase de las obras de reforma del tanatorio del cementerio de Torrero

El pasado 29 de julio comenzó la segunda fase de las obras de reforma del tanatorio del cementerio de Torrero

Los trabajos de reforma del tanatorio ubicado en el cementerio de Torrero de Zaragoza abordan ya la segunda fase de las obras, después de que la modernización del primer sector haya concluido antes del plazo establecido. Así lo ha explicado el Ayuntamiento de la capital aragonesa en una nota de prensa, en la que ha informado de que los velatorios 11, 12, 13 y 14, que se sitúan a la derecha de la primera planta, ya han entrado en servicio tras experimentar un cambio de imagen, “favoreciendo un ambiente de sosiego y de intimidad para los usuarios”.

La noche del martes, 29 de julio, comenzó de manera oficial la segunda fase de las obras, que ha supuesto el cierre al público de los velatorios 15, 16, 17, y 18, que se encuentran a la izquierda de la escalara en la primera planta. Al igual que ha ocurrido en el arranque de la obra, el ala entera queda aislada para evitar molestias y confusiones.

No obstante, los trabajos se realizan en horario nocturno para no alterar el funcionamiento del complejo. En el horario diurno, se realizan tareas que no implican la utilización de maquinaria. La intervención se orienta fundamentalmente a la transformación estética del edificio y a dotar a las estancias de mayor confort. Así, se van a pintar las salas con un revestimiento vinílico en color blanco y se forrarán las paredes con láminas de madera de roble para mejorar la acústica y aportar más calidez.

Asimismo, se van a cambiar las puertas de accesos, optando por hojas de mayores dimensiones y con paños de cristal en la parte superior, que permiten tamizar la luz. Entre las modificaciones que se han programado, se incluye también un nuevo concepto de la luz artificial, que preferentemente será indirecta, “efecto que será especialmente notorio en la zona de velatorios, donde también se renueva el mobiliario y se aporta discreción a la zona en la que se coloca el féretro”, han manifestado desde el consistorio.

También se modifican los pasillos, la entrada, la cafetería y las capillas 3 y 4, que se reconvertirán en una única sala, con capacidad para 200 personas. La obra de mejora del edificio corre a cargo de la empresa concesionaria del tanatorio, Serfutosa, y supone la inversión de 709.000 euros. Tiene un plazo de ejecución de cinco meses. Como en la primera fase, a medida que acaben los trabajos, los espacios entrarán en funcionamiento y se procederá a la clausura de una nueva zona.

El tanatorio de Zaragoza se construyó en 1992 y dispone de 4.610 metros cuadrados de superficie construida. La necesidad de modernizar sus instalaciones, aunque no se modifique su estructura, se puso de manifiesto, tras la inauguración de la reforma del primer tanatorio de Torrero en 2011, han apuntado desde el consistorio.

Compartir:
Valorar este artículo