Actualizado: 28/09/2020
InicioCuriosidadesArqueólogos investigan los restos del cementerio chino de Mariel, considerado el más antiguo de América

Arqueólogos investigan los restos del cementerio chino de Mariel, considerado el más antiguo de América

Arqueólogos investigan los restos del cementerio chino de Mariel, considerado el más antiguo de América

Vía: Spanich. China

Arqueólogos cubanos investigan los restos de un cementerio chino, considerado como el más antiguo de América, descubierto en julio de 2012 en la localidad portuaria de Mariel, unos 45 kilómetros al oeste de La Habana, (Cuba). Hasta el momento, la investigación posibilitó la interpretación del uso del cementerio en la segunda mitad del XIX, la localización de las tumbas y falsas bóvedas, así como también la recolección de piezas relacionadas con la cultura china.

Los arqueólogos llegaron hasta los cimientos de 15 columnas perimetrales, algunas con más de medio metro de altura, e incluso identificaron una posible zona de acceso al área. En la parte noreste apareció un piso de argamasa, supuestamente proveniente de una capilla del siglo XIX, con una pequeña acera en su punto de acceso sur, y hacia el oeste un fragmento de pared de ladrillos abatida sobre el suelo.

También descubrieron en la costa dos escalones tallados en la piedra que hacen pensar en un acceso por mar, un viejo almendro cercano al punto de entrada, tres apellidos de origen chino, en tanto una de sus tumbas hace referencia a una localidad de procedencia y a una fecha de reparación, correspondiente al siglo XX.

“La raíz de la historia tiene que ver con la emigración de los ‘coolies’ chinos a Cuba, una emigración que se produjo a partir de 1847, una emigración que inicialmente se produjo por el puerto de La Habana y hubo un momento en que era bastante continua la llegada de coolies a Cuba”, dijo a Xinhua el director del Museo Municipal e historiador de Mariel, Edel Mayol.

Contratados para trabajar en la isla en sustitución de los negros esclavos, cuyo comercio estaba prohibido internacionalmente, los chinos tenían que permanecer recluidos un tiempo en cuarentena para evaluar su estado de salud y evitar la introducción de enfermedades al país caribeño. El experto explicó que la necesidad de localizar un lugar donde se pudiera hacer cuarentena que no fuera La Habana obligó en 1861 a habilitar un Lazareto o Estación de cuarentena en Mariel, adonde el 25 de mayo de 1861 llegó la primera embarcación con 500 coolies a bordo, la goleta Forest Eagle. “A partir de ese momento, los enterramientos de los chinos fallecidos en la cuarentena se producen en esta zona”, afirmó.

De acuerdo con los registros existentes, sólo entre 1861 y 1872 llegaron a Mariel como mínimo unos 29.000 chinos, unos 300 de los cuales murieron en ese puerto y fueron enterrados allí. La apertura de la necrópolis había trascendido por medio de la tradición oral, pues no aparecía mencionada en ningún documento referido a la historia de Mariel, hasta que los primeros indicios fueron hallados por grupos de espeleólogos aficionados hace dos décadas en una zona cubierta por una espesa capa de vegetación que impedía su ubicación exacta.

Mayol explicó que durante los trabajos de un censo arqueológico, en 1992, se encontró una primera piedra, una estela de ciertas características geométricas con una inscripción en el borde superior, con caracteres chinos. “En aquel momento se trabajó la pieza pero no se llegó a toda la profundidad necesaria para saber de dónde provenía. Se sabía que era de acá, de un cementerio de chinos, pero no se sabía con exactitud qué representaba”, recordó el historiador.

La suspensión de la llegada a la isla de los coolies, en 1874, marcó el cierre del cementerio, oculto por el paso del tiempo y la acción constante de la Naturaleza. “Nosotros estamos haciendo lo posible porque se conserve al menos algo de este cementerio. La zona va a ser objeto de una inversión que se conoce como la Zona Especial de Desarrollo de Mariel y lógicamente el terreno va a ser ocupado por obras que se ejecuten”, dijo Mayol.

“Estamos haciendo lo posible porque la propia inversión reconozca los valores del cementerio, reconozca su patrimonialidad y reconozca la necesidad de conservar al menos un pedacito del cementerio, algo que identifique que aquí estuvo el cementerio de coolies chinos del Lazareto de Mariel y que, además, alberga los enterramientos más antiguos de coolies en la América”, subrayó. En La Habana se encuentra el cementerio chino más importante que existe en Cuba, que fue fundado en 1893, y aún se encuentra activo para los sobrevivientes y descendientes de esa comunidad en la isla. F

Compartir:
Valorar este artículo