Actualizado: 12/12/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache está buscando terreno para construir un nuevo cementerio

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache está buscando terreno para construir un nuevo cementerio

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache está buscando terreno para construir un nuevo cementerio

Vía: Diario de Sevilla

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (provincia de Sevilla) está buscando suelos dentro de su término para construir un nuevo cementerio, teniendo en cuenta que el actual de San Juan Bautista, que tiene carácter parroquial y se ubica además en suelos de Mairena del Aljarafe, está casi al límite, sin poder ampliarse al estar rodeado de viviendas. Quedará colmatado en cinco años.

Ese es el plazo que se ha marcado el gobierno local para hallar otra ubicación. Según el regidor, Fernando Zamora, pese a que el de San Juan es uno de los términos más pequeños de Sevilla, hay parcelas susceptibles de acogerlo, algunas lindando ya con el río y zonas industriales y que una empresa especializada está estudiando.

Algunas son privadas y obligarían a expropiar. Otras son públicas. Pero la decisión se tomará en función del terreno que sea más adecuado. El Ayuntamiento no sólo pretende que el nuevo cementerio tenga más capacidad, sino que incluya un tanatorio y, si es posible con los requisitos que marca el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de la Junta, un crematorio.

El edil realizó este anuncio después de que en el Pleno del pasado miércoles se aprobara por unanimidad el protocolo que, de forma previa, se firmará con la Archidiócesis de Sevilla, que ahora gestiona el cementerio parroquial, para que lo ceda al Consistorio. Ese protocolo debe firmarlo también Mairena del Aljarafe, que lo llevará a un próximo Pleno.

Así, San Juan asumirá directamente la gestión, el mantenimiento e inversiones que son necesarias en el actual camposanto, que se creó en los años 40 -cuando el cardenal Segura trasladó el que existía en el recinto de los Sagrados Corazones a una zona entonces periférica- y que tiene importantes problemas.

La cesión se pretende cerrar este año, aunque de forma previa el Ayuntamiento tendrá que redactar una ordenanza y estudiar qué pasa con el personal que la Archidiócesis tiene ahora en las instalaciones. En cualquier caso, las primeras partidas para mejoras y para los estudios y proyectos del nuevo cementerio se incluirán en el presupuesto municipal de 2014, que se aprobará en los próximos meses. San Juan es uno de los pocos municipios de Sevilla que no gestionan directamente su cementerio.

El alcalde socialista quiso hacer ayer hincapié en que todos los vecinos cuyos familiares están en el actual cementerio parroquial o tienen nichos y panteones deben estar tranquilos: “No se verán perjudicados ni económica ni sentimentalmente”, insistió, por la futura clausura. Cuando dentro de cinco años haya otro camposanto, se dejarán hacer nuevos enterramientos en el actual de San Juan Bautista. Pero ambos convivirán durante bastante tiempo y el traslado, llegado el momento, lo hará una empresa especializada.

Es, precisamente, esta conciencia de que es un tema “sensible” para los vecinos la que ha hecho que el gobierno local haya descartado otras posibilidades para solventar la falta de espacio en el cementerio, que no llega a los 5.600 metros cuadrados y que se creó cuando en San Juan existía poco más que el Barrio Bajo y la Barriada de Nuestra Señora del Loreto.

Entre esas posibilidades están la de un cementerio mancomunado, pero que hubiera implicado más lejanía y desplazamientos más complejos para las familias. Mairena del Aljarafe, por ejemplo, tiene pendiente también la construcción de un nuevo camposanto, porque también el suyo está casi colmatado y rodeado de viviendas, pero la zona, en el Camino Peralta, queda muy lejos de San Juan.

El regidor apuntó en este sentido que, en todo caso, ese proceso se debía haber afrontado hace años, cuando se creó el tanatorio de Tomares, que en este caso sí que está a un tiro de piedra de San Juan, a 200 metros del instituto de Secundaria Severo Ochoa.

 

Compartir:
Valorar este artículo