Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasEl anteproyecto de ampliación del cementerio de Moreira recibe 220 alegaciones

El anteproyecto de ampliación del cementerio de Moreira recibe 220 alegaciones

El anteproyecto de ampliación del cementerio de Moreira recibe 220 alegaciones

El Concello de La Estrada (provincia de Pontevedra) ha registrado hasta el momento 220 alegaciones contra el anteproyecto de ampliación del cementerio de Moreira dentro del recinto actual. El anteproyecto está impulsado por 23 familias interesadas en la construcción de nuevos panteones a corto plazo.

Los promotores plantearon como primera opción la ampliación del camposanto fuera de los muros actuales. Sin embargo, entonces las dificultades para conseguir los terrenos -propiedad de la Iglesia- y la recomendación de Patrimonio les llevaron a modificar el proyecto y a plantear una ampliación dentro del recinto. Sin embargo, esta no convence a otros vecinos, especialmente a los que tienen panteones en el área dentro de la que se pretende construir una isla central con los panteones nuevos.

Los opositores al ensanche interno presentaron el miércoles en el Concello 220 alegaciones individuales firmadas en base a un modelo común. En los próximos días esperan reunir todavía más. Indican que la parroquia suma 320 vecinos e insisten en que 220 alegaciones -aseguran que solo unas pocas pertenecen a personas emparentadas con la parroquia pero residentes fuera de ella- son más que significativas. Además, todavía esperan reunir algunas más antes de que termine el plazo de información pública del anteproyecto.

Los opositores alegan que la ampliación interior produciría una intensa ocupación del espacio, creando un impacto visual «brutal e desmesurado» que alteraría el paisaje. Indican que esta ampliación no dejaría margen para otras futuras y discriminaría a las personas que no solicitaron un panteón en el 2011 pero que sí podrían adquirir uno ahora o en próximas fechas. Ponen de relieve, además, que obligaría a retirar un cruceiro centenario de gran valor etnográfico que se preside el espacio donde se situaría la nueva isla de panteones.

Según explican, antes de construirse el cementerio actual el cruceiro estaba en las inmediaciones de la iglesia, en un cruce de caminos. Antiguamente servía de lugar de apoyo y descanso para los féretros camino del camposanto.

Los autores de las alegaciones aseguran que la ampliación prevista obligaría a eliminar la costumbre local de que los asistentes al funeral acompañen hasta el cementerio al féretro, que se apoya en el altar del crucero para hacer las últimas oraciones antes de dar sepultura al difunto. Advierten que el cruceiro se retiraría de la zona y además no quedaría espacio suficiente para el acompañamiento de la comitiva fúnebre.

Daño psicológico y moral

Por otra parte, aluden al daño psicológico y moral a las personas con familiares enterrados en el cementerio actual, considerando una falta de respeto a los difuntos la saturación del espacio. Los opositores alegan también que la propuesta no fue notificada previamente a los afectados, que no se presenta una memoria ambiental adecuada y que existen otras alternativas más convenientes para realizar una ampliación del cementerio exterior, sin estos inconvenientes.

Compartir:
Valorar este artículo