Actualizado: 19/06/2021
InicioMedicina ForenseLos suicidios en la ciudad de Córdoba aumentan un 26% en los últimos dos años

Los suicidios en la ciudad de Córdoba aumentan un 26% en los últimos dos años

Los suicidios en la ciudad de Córdoba aumentan un 26% en los últimos dos años

El número de suicidios en Córdoba ha repuntado en los últimos años. Mientras que en el 2011 se contabilizaron 70 casos, el año pasado fueron 88 los registrados, lo que supone un incremento del 25,7%, según se desprende de la memoria de actividad del Instituto de Medicina Legal (IML).

Además, estos 88 suicidios supusieron en el 2013 más de la mitad de las 155 muertes violentas que se produjeron en Córdoba, a una media anual de casi una cada dos días. En total, el IML emitió el año pasado 12.484 informes correspondientes a las actuaciones realizadas por los servicios de clínica médico forense, patología y las funciones de guardia, lo que supone un 7,5% más que en el 2012.

El director del Instituto de Medicina Legal de Córdoba, José Sáez, ha explicado que durante el 2013 el servicio de patología abrió 316 expedientes para la investigación médico-legal de las causas de una muerte, además de seis casos en los que se había denunciado una posible mala praxis médica con resultado de fallecimiento.

De los 316 casos, en 313 se practicó una autopsia judicial, siendo 240 a hombres (76,6%) y 73 a mujeres (23,3%). Y en cuanto al resultado de las autopsias, 147 concluyeron como causa la muerte natural, 155 fueron muertes violentas y 11 no han sido determinadas a falta de algún resultado al cierre de la memoria.

 Significativo aumento

Entre las muertes violentas, aquellas que en contraposición a las naturales se producen por causas ajenas al organismo, sin necesidad de que detrás de ellas haya indicios de criminalidad, a la cabeza se situaron los suicidios, con 88 casos, seguidos de 61 muertes accidentales y seis homicidios. Así, Sáez ha destacado el “significativo aumento” de los suicidios en los últimos años, pasando de los 70 del 2011 a los 82 del 2012 y los 88 del 2013.

Dentro de estos últimos, la ahorcadura, con 55 episodios, es el más habitual, seguido de la precipitación (10) y el arma de fuego (9). En cuanto a la edad, “la evolución habitual, con picos entre los 35 y 50 años y el tramo de final de vida”. Respecto a las muertes accidentales, las más numerosas son las producidas en las carreteras, con 31 casos, seguidas por las sumersiones (4), las reacciones adversas a psicotrópicos (4) o las intoxicaciones por monóxido de carbono (3).

En cuanto al servicio de clínica, según los datos facilitados por el director del IML, el año pasado abrió 10.377 episodios nuevos, un 3,6% más que el año anterior. Del total de episodios, tres cuartas partes, el 76,6%, correspondieron a lesiones (7.957), el 15,3% a psiquiatría (1.590) y el 5,5% (573) a violencia de género. Respecto a las lesiones, más de la mitad, el 51,1%, fue por agresiones (4.067) y el 45,3% por accidentes de tráfico (3.618).

Por último, los médicos forenses del IML de Córdoba hicieron el año pasado 2.674 actuaciones en situación de guardia, como 1.487 reconocimientos de víctimas, 188 de detenidos o 303 diligencias de levantamiento de cadáver, lo que supone “casi siete actuaciones diarias y muchas a horas intempestivas”, señala Sáez. Además, asistieron a 460 juicios, algo que “se lleva muchísimo tiempo y repercute en nuestro trabajo, aunque cada vez más los tribunales colaboran facilitando, por ejemplo, las vídeo conferencias”, explica el director del IML.

Compartir:
Valorar este artículo