Actualizado: 19/06/2021
InicioNoticiasFunerarias Noega comienzan las obras de construcción del nuevo tanatorio de El Lauredal (Gijón)

Funerarias Noega comienzan las obras de construcción del nuevo tanatorio de El Lauredal (Gijón)

Funerarias Noega comienzan las obras de construcción del nuevo tanatorio de El Lauredal (Gijón)

Vía: R. García / Ines

Siete años después de que Funerarias Noega pidiera al Ayuntamiento de Gijón los correspondientes permisos y tras sortear numerosos escollos, la empresa comenzó el martes 11 de marzo las obras de construcción del nuevo tanatorio en el barrio de El Lauredal, que estará ubicado en la “Quinta Bango” y que abrirá sus puertas en aproximadamente un año.

Las nuevas instalaciones mortuorias contarán con seis salas además de una capilla y una cafetería. El proyecto impulsado por Noega permitirá la creación de una decena de puestos de trabajo en la ciudad. La tarea a realizar en el lugar no es sencilla. El jardín está catalogado por lo que la protección que pesa sobre la zona verde de la finca obliga a los propietarios del inmueble a vallar parte del recinto para no dañar el ajardinado con los trabajos de adecuación de las instalaciones. El tanatorio también deberá conservar la fachada de la vieja casona.

La parcela en la que se ubicará el tanatorio tiene 5.400 metros cuadrados de extensión y la superficie construida actualmente ocupa unos 1.000 metros cuadrados que ahora tendrán un nuevo uso y a los que habrá que añadir las plazas de aparcamiento que se crearán del dentro de la finca. Los responsables del nuevo tanatorio aseguran que aunque no contará con zona de cremación sí que se ofrecerá este servicio a los clientes que lo deseen ya que “puede realizarse la incineración en otras instalaciones”.

En el sótano del nuevo edificio está previsto que se sitúen las oficinas, una zona de exposición de artículos funerarios y una floristería. A todo el complejo se podrá acceder desde el sur -en donde estará ubicada al puerta principal-, y desde el norte de la parcela. El acceso rodado se situará en la zona oeste.

Los operarios que en la mañana de ayer se trasladaron hasta la “Quinta Bango” centran estos días sus esfuerzos en retirar parte de la puerta para permitir el acceso de los camiones y obreros y para quitar de la finca una panera que no será conservada.

Compartir:
Valorar este artículo