Actualizado: 12/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Benicarló modifica el PGOU para instalar un nuevo tanatorio-crematorio

El Ayuntamiento de Benicarló modifica el PGOU para instalar un nuevo tanatorio-crematorio

El Ayuntamiento de Benicarló modifica el PGOU para instalar un nuevo tanatorio-crematorio

Vía: Noemí Oms / Levante

El Ayuntamiento de Benicarló (provincia de Castellón) ha dado luz verde a la modificación del actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para poder instalar una tanatorio-crematorio en la ciudad. Esta es la segunda empresa interesada en implantar este tipo de negocio en la ciudad y ambas se pretenden instalar junto al cementerio municipal.

La medida ha contado con la reprobación de la los grupos de la oposición que consideran que esta situación es la consecuencia de no haber aprobado todavía, diez años después, el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad.

Al respecto, el edil portavoz de los socialistas en la comisión de Urbanismo, José Antonio Sánchez, lamentó que esta sea la segunda vez que se modifica el plan para poder acoger a este tipo de empresas. 
«Cualquier recalificación debe estar basada en el interés general pero en este caso estamos hablando de un terreno dotacional privado, por lo que si es de interés general lo lógico es que sea el propio ayuntamiento el que lleva a cabo la recalificación y que las empresas que quieran liciten para colocarse ahí», aseguró el edil socialista.

Así, según su criterio se ahorrarían «amiguismos» y señaló que este tipo de instalaciones debería ubicarse en el polígono industrial, «como pasa en todas partes». 
Al respecto apuntó que esta ubicación evitaría también «papeleo», además de «recalificaciones y licencias provisionales». 
No obstante, Sánchez lamentó que en este caso, «no se está hablando de interés general sin intereses particulares» y «si se actúa así se puede llegar a prevaricar».

El edil socialista recordó las irregularidades del proceso seguido por parte de la primera empresa que provocaron que ocho meses después se tuviera que reiniciar el proceso para obtener la licencia.
En esta misma línea, el concejal de Compromís, Joan Manuel Ferrer, apuntó: «este tema huele muy mal desde el inicio. Eso lo traen los amiguismos y en el pueblo se habla de ello», y añadió que «se sigue modificando el actual PGOU y el urbanismo a la carta hace malpensar».

Las críticas fueron contestadas por el edil de Urbanismo, Pedro López, quien señaló que «si hubiese amiguismo no habría una segunda oferta» y repasó ejemplos de lo que está sucediendo con este tipo de instalaciones en otras autonomías. 
En este sentido, en casi todas «su ubicación está o dentro o junto a los cementerios y no se dice nada de que puedan ir a un polígono industrial». Finalmente lamentó la oposición de Compromís y PSOE a este proyecto, cuya actividad «creará puestos de trabajo».

 

Compartir:
Valorar este artículo