Actualizado: 17/06/2021
InicioDestacados“Medicina Legal debe regularse dentro del sistema general de especialidades”

“Medicina Legal debe regularse dentro del sistema general de especialidades”

“Medicina Legal debe regularse dentro del sistema general de especialidades”

Vía: Autor: Ricardo Martínez Platel / Redacción Médica

María Castellano es catedrática de Medicina Legal y la primera mujer que obtuvo en España una cátedra en Facultades de Medicina. Desde mayo de 2012 es académica de la Real Academia Nacional de Medicina. Ha señalado en una entrevista concedida a Redacción Médica que la clave de toda pericia reside en “trasladar al juez la información esencial, suficiente y necesaria con claridad”.

Cómo valora la situación del perito médico actual?
 El perito es un experto en la materia. En el contexto de la Medicina, se trata del médico que lleva los conocimientos actuales ante la Administración de Justicia, ante los tribunales, para aportar claridad sobre los temas que se están enjuiciando, de manera que el juez pueda dictar una sentencia acorde con los saberes científicos. En este momento, la función del perito médico es muy importante porque las consecuencias de las sentencias tienen gran relevancia. Actualmente no se exige una cualificación determinada del perito. Puede ser perito médico un licenciado en Medicina, cualquier especialista de las diferentes materias, aunque la realidad es que la pericia médica siempre ha estado vinculada a la especialidad de Medicina Legal y Forense. También la Medicina del Trabajo tiene un componente pericial. Defiendo que el perito médico tiene que estar especializado en Medicina Legal y Forense. Y si actúa otro médico de otra especialidad, debe tener una formación específica.

La formación concreta y una acreditación para los peritos es una demanda muy extendida.
 La formación conlleva una acreditación, que releja que se reúnen los requisitos para el fin que sea. Es la mejor manera de que ese profesional tenga el reconocimiento que requiere.

¿Existe voluntad para que se regule? 
Es alarmante que la especialidad de Medicina Legal y Forense esté en una situación crítica con el modelo de troncalidad. Hasta este momento no está incluida como especialidad que se cursa en el tronco médico, con rotaciones hospitalarias y los dos años específicos dentro de los circuitos de la Administración. Los peritos oficiales son los médicos forenses, que son seleccionados por el Ministerio de Justicia por una oposición en la que no exigen tener el título de especialista de Medicina Legal. La situación científica reclama que la especialidad permanezca, se regule dentro del sistema general de especialidades y que el Ministerio de Justicia seleccione a los médicos forenses que van a estar en el servicio, de entre médicos que hayan cursado la especialidad.

¿Dónde residen las claves de una buena pericia médica?
 Tener una buena formación médica general, saber dónde hay que buscar la información,  tener la claridad para saber cuándo es necesario un especialista en las materias concretas para que la pericia se haga de una manera  conjunta, con conocimientos científicos y jurídicos que hagan sirvan para comprender cómo funciona la Administración de Justicia. Así es más sencillo identificar el objeto de la pericia y trasladar al juez la información esencial, suficiente y necesaria con claridad, para que el juez pueda hacer justicia conforme a la realidad científica y social de ese caso concreto.

¿Considera que la mediación sanitaria es una alternativa real?
 La mediación será un procedimiento excelente en los temas sobre todo de mala praxis. Una mediación puede mantener el tema de forma extrajudicial y puede llegar a satisfacer a las dos partes. Cuando un paciente ha sufrido un daño, muchas veces es por un motivo ajeno a los profesionales que le han atendido, la mediación explicaría qué ha ocurrido y por qué. Si se tuviera como referencia un baremo que valore las secuelas, se podría llegar a acuerdos económicos justos y equitativos. Además, ahorraría a las partes dinero, tiempo y descongestionaría los tribunales.

Por tanto, ¿es necesario un baremo de daños que se ajuste a la actividad asistencial?
 Sería muy útil. Me consta que el Ministerio de Sanidad está trabajando en ello. Si este proyecto llega a ver la luz, será una de las tareas más importantes realizadas en los últimos tiempos. Es útil para poder de acuerdo a las partes. En el ámbito de la asistencia sanitaria merece ser específico.

Usted defendía la idea de crear un Servicio de Medicina Legal Hospitalaria.
 Desde la Medicina Legal siempre hemos defendido una forma de práctica asistencial hospitalaria. Bajo mi experiencia le puedo asegurar que con este sistema se resuelven muchos problemas, con un sistema parecido a la mediación, que no llegan a plasmarse en denuncias o demanda, porque se pueden llegar a resolver desde el ámbito hospitalario. 
Han transcurrido más diez años desde la aprobación de la Ley de Autonomía del Paciente. Desde entonces se ha registrado un considerable avance que ha situado al paciente como centro del sistema sanitario.

¿Es necesaria una mayor sensibilización social sobre la importancia que tienen esos derechos?
 Los derechos de los pacientes se mantuvieron muchos años ocultos. La Ley 41/2002 vino a desarrollar estos conceptos, como la información, la intimidad, el consentimiento, las instrucciones anticipadas, la historia clínica, etc. Los profesionales tienen dificultades a la hora de llevarlos a la práctica de una forma adecuada. En el caso del consentimiento informado algunos creen que basta con que el paciente estampe su firma en un papel y eso está muy lejos de la realidad.

¿Considera que vivimos un momento de judicialización de la sanidad?
 Con frecuencia la forma en que hoy se entiende la relación médico-paciente, la asistencia organizada por servicios ajenos al propio equipo médico provoca que el enfermo pueda percibir una relación distante. La normativa lo que buscaba era mejorar esta relación y humanizar la asistencia, que los pacientes vean próximo al personal sanitario, ayuda a evitar la judicialización.

 

Compartir:
Valorar este artículo