Actualizado: 01/03/2021
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Calatayud inauguró ayer martes el nuevo crematorio en el cementerio municipal

El Ayuntamiento de Calatayud inauguró ayer martes el nuevo crematorio en el cementerio municipal

El Ayuntamiento de Calatayud inauguró ayer martes el nuevo crematorio en el cementerio municipal

El nuevo crematorio del cementerio municipal de Calatayud (provincia de Zaragoza) ha abierto sus puertas tras su inauguración ayer martes 29. José Manuel Aranda, alcalde de Calatayud, ha inaugurado el nuevo crematorio de la localidad. La construcción, anexa al cementerio municipal de la Soledad, ha sido realizada por las funerarias Aguaviva y Pellejero, tras invertir 400.000 euros en estas instalaciones.

El Ayuntamiento, por su parte, ha realizado otros trabajos en estas instalaciones y ha invertido un total de 93.000 euros en esta renovación. Tras varios meses de obras se cumple uno de los objetivos propuestos por el Equipo de Gobierno al inicio de la legislatura.

El horno crematorio se ha construido en una parcela anexa al cementerio que tiene acceso independiente. Las inmediaciones de este nuevo espacio se han mejorado ya que se encontraba en estado de abandono. El Ayuntamiento de Calatayud sacó a comienzos de 2012 la construcción y la explotación de este servicio a concurso público y la empresa adjudicataria se ocupará durante 50 años de este acometido.

Adecentar los espacios exteriores y mejorar el acceso dentro de las instalaciones era la principal prioridad para el concejal delegado del Cementerio, Braulio Gracia. Durante los últimos meses la Corporación se ha centrado en eliminar los problemas de humedad y adecentar algunas zonas abandonadas, como la superficie donde se encuentra el crematorio.

A partir de ahora este espacio servirá de acceso y aparcamiento tanto al crematorio como al cementerio. Estas obras han servido para  limpiar el entorno, construir una cota para evitar la llegada de agua y poner en valor esta superficie con la creación de una zona ajardinada.

 

Compartir:
Valorar este artículo