Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasFrancisco Bort: “antes de la crisis había 30 funerarias en Valencia, ahora son casi 50″

Francisco Bort: “antes de la crisis había 30 funerarias en Valencia, ahora son casi 50″

Francisco Bort: “antes de la crisis había 30 funerarias en Valencia, ahora son casi 50″

Vía: Las Provincias

Detrás de esta picaresca que ha conocido en la Comunidad valenciana con las funerarias al conocerse que se pagan de 200 a 400 euros a asilos y hospitales por el aviso de defunciones, se justifica esta práctica debido al alto nivel de competencia al que se ha llegado desde que comenzó la crisis.

En la Comunitat valenciana se producen cada día más de un centenar de defunciones, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Al cabo del año hay 42.600, unas 2.600 más que hace cinco años. Los fallecimientos han crecido ligeramente, pero no de una manera tan significativa como las empresas funerarias. Sólo en la provincia de Valencia aparecen casi 200 empresas de servicios fúnebres que deben repartirse las 61 muertes que se producen diariamente, de media, en la provincia.

Francisco Bort, vicepresidente del Gremio de Empresas de Pompas Fúnebres de Valencia pone un ejemplo para ilustrar el panorama: «antes de la crisis había unas 30 funerarias en la ciudad de Valencia y hoy nos acercamos a las 50». Según el empresario de pompas fúnebres, «son muy pocos los requisitos e inversión para crear una empresa de servicios fúnebres, de ahí que muchas personas se estén lanzando a este negocio».

Sin embargo, «no todos operan en las condiciones en las que sería deseable». Dentro del sector hay quien habla ya de «funerarias pirata», personas que han puesto el negocio a su nombre y ni siquiera cuentan con un local. «Sólo un nombre y un teléfono móvil».

A lo largo de este año el gremio de funerarios ha presentado una decena de denuncias ante la inspección de Trabajo contra otras empresas del sector que, a su entender, no cumplen con los mínimos requisitos legales: «estamos detectando contratación de trabajadores sin seguro o contratos de dos horas diarias cuando el convenio marca ocho», pone Bort como ejemplo.

Otros funerarios que no están dentro del gremio opinan, por contra, que el aumento de empresas en el sector ha ayudado a liberalizarlo y a reducir considerablemente los precios de los servicios.

 

Compartir:
Valorar este artículo